Translate

jueves, 19 de septiembre de 2019

LA GUARDIA CIVIL EN LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN (XXXI). LA CASA-CUARTEL DE EL ZABAL (1940-1968).

CLXXV Aniversario Fundación Guardia Civil (1844-2019).

Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en "EUROPA SUR", pág. 10, el 16 de septiembre de 2019.

El original contiene dos fotografías en blanco y negro.

      Hasta la entrada en vigor de la Ley de 15 de marzo de 1940 la Guardia Civil no volvió a tener una casa-cuartel y un puesto en El Zabal. 

      Tal y como se expuso en el capítulo VI, se había creado inicialmente por real orden de 31 de marzo de 1910. Poco más de una década después, el 3 de diciembre de 1922, se daba cuenta a la Dirección General del Cuerpo que sus integrantes se habían trasladado a la casa-cuartel de La Atunara. Aunque no constaba la razón de ello muy probablemente se debería al mal estado del pequeño edificio que se estaba utilizando como acuartelamiento, alquilado por el ayuntamiento de la ciudad. 
Sin embargo, no por ello, dejó la Guardia Civil de hacerse cargo de la seguridad ciudadana de dicha barriada, ejérciéndose la misma desde 1922 hasta 1940 por la fuerza del puesto de La Atunara.
Relativamente alejada de la primera línea de la playa estaba dividida entre El Zabal Bajo y El Zabal Alto y se trataba realmente entonces de una zona próspera y tranquila de La Línea de la Concepción, al no ser zona de alijos de contrabando procedente de la colonia británica de Gibraltar.
Sin embargo, si existía en El Zabal un puesto de Carabineros, al ser un lugar de paso de tan ilícita actividad, tanto procedente de la playa de La Atunara como de la Verja. En el último “Escalafón General del Cuerpo de Carabineros”, editado en 1936 por el brigada Eusebio Fernández Chimeno y que ya ha sido referido en capítulos anteriores se decía del mismo lo siguiente:
“Puesto de segunda línea, formado por un Sargento, un Carabinero de primera clase y siete de segunda. Vigila por levante desde el Rancho de Contreras, y faldeando la Sierra, pasando por la Piedra de los Pescadores, y terminando en el puerto del Bugeo. Establece tres vigilantes de día, y por la noche las parejas prestan servicio en el distrito del puesto. Tiene casa-cuartel”.
El puesto de El Zabal estaba entonces encuadrado, junto a los puestos de Castillo España y Santa Bárbara, en la 1ª Sección, con cabecera en Castillo España, de la 2ª Compañía de La Línea de La Concepción, perteneciente a la Comandancia de Carabineros de Algeciras.
El puesto de Castillo España era en cambio de primera línea de playa con una demarcación de 1.400 metros de costa, que comprendía por levante, desde la Zanja, y por poniente hasta las ruinas el Castillo de Santa Bárbara. Al mando de un brigada estaba compuesto por un cabo, un corneta, un carabinero de primera clase y nueve de segunda. Su acuartelamiento no tenía capacidad de alojamiento y dicha fuerza habitaba en la casa-cuartel existente junto a la aduana de La Línea de la Concepción.
El puesto de Santa Bárbara también era de primera línea con 1.900 metros comprendidos por levante desde el exterior de las ruinas de la fortaleza que le daba nombre, y por poniente “hasta la carretera de Gibraltar a lo largo de la alambrada por el campo exterior”. Al mando también de un brigada estaba integrado por un carabinero de primera clase y ocho de segunda, alojándose en la casa-cuartel de la aduana de La Línea de la Concepción así como de alquiler en casas particulares.
Cuando a partir de 1940 los carabineros fueron reconvertidos en guardias civiles se continuó manteniendo la misma casa-cuartel hasta finales de los años 60, sin haberse podido precisar todavía la fecha exacta de su supresión. Es muy probable que dado el mal estado de conservación y habitabilidad del edificio se procediera a su traslado al nuevo acuartelamiento de La Banqueta, inaugurado en 1968 y sito en la entonces denominada avenida de Héroes del Alcázar de Toledo.
A la misión de constituir una segunda línea de vigilancia fiscal, propia de los antiguos carabineros, para impedir que pudiera pasar el género de contrabando que hubiese podido burlar la primera línea, se sumaba la tradicional de la Guardia Civil que era el mantenimiento de la seguridad ciudadana de una barriada que veía constantemente incrementado su número de edificaciones y habitantes. De hecho su configuración y población actuales poco tiene que ver con las de entonces.
La última relación nominal de componentes del puesto de El Zabal que se ha tenido constancia estaba compuesta en 1965 por el sargento José Valderrama Cortés, el cabo 1º Antonio Jiménez Castro y los guardias 2º Pedro Pérez Herrera, José Trujillo Ahumada, José Romero Maestre, Jesús Rodríguez Fernández, Salvador Fernández Pintor y Heliodoro García Garnica.