Translate

miércoles, 20 de noviembre de 2019

LA GUARDIA CIVIL EN LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN (XL). EL PUESTO DE SAN FELIPE (1940-1970).

CLXXV Aniversario Fundación Guardia Civil (1844-2019).

Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en "EUROPA SUR", pág. 11, el 18 de noviembre de 2019.

El original contiene dos fotografías en blanco y negro.

El puesto de San Felipe, junto al de Santa Bárbara, se encontraba entre los más antiguos que tenía el Cuerpo de Carabineros en el Campo de Gibraltar. De hecho pertenecían prácticamente a la época fundacional y se crearon incluso antes que la primera de las “alambradas” británicas se levantara en 1854 sobre territorio español.
De hecho, ambos ya aparecen en el plano fechado en 1862 por el teniente coronel de Ingenieros Luis de Negrón, citado en capítulos anteriores, cuando La Línea de Gibraltar era todavía una pedanía de San Roque y no se había emancipado para convertirse en La Línea de la Concepción.
Sus nombres se debían a los dos fuertes artillados y abaluartados que situados a poniente y levante respectivamente, formaban parte de la llamada Línea de Contravalación. Ambos fueron destruidos durante la Guerra de la Independencia por los británicos en 1810, al igual que otras fortificaciones, con la excusa de evitar que caso de que las tropas francesas alcanzaran esas posiciones pudieran atacarles desde ellas.
Cuando el Cuerpo de Carabineros comenzó a desplegarse en la zona a partir de 1829 sólo quedaban las ruinas de ambas construcciones militares. En su honor tomaron los puestos de Carabineros sus nombres, por estar cada uno de ellos comprendido en su demarcación. Su razón de ser era prevenir y reprimir el contrabando procedente de la colonia británica de Gibraltar que por la parte de poniente o de levante intentase ser introducido en territorio español.
Las “alambradas” británicas condicionaron el servicio de vigilancia fiscal de los dos puestos a prestar frente a las mismas. La construida en 1910, con un trazado que se mantiene hasta la actualidad, y que es conocida por la “Verja”, delimitó su demarcación frente a la misma hasta el año 1940.
Gracias al tan reiterado “Escalafón General del Cuerpo de Carabineros”, editado en 1936 por el brigada Fernández Chimeno, sabemos que el puesto de San Felipe estaba considerado como de primera línea, siendo también la residencia del oficial jefe de la 2ª Sección, del cual dependía junto a los de Cachón de Jimena y El Espigón. 
Su plantilla estaba compuesta por 1 brigada, 1 cabo, 1 carabinero de 1ª clase y 7 de 2ª clase. Vivían en la casa-cuartel de La Línea de la Concepción que existía junto a la aduana o en casas particulares de la localidad y vigilaban una demarcación de 435 metros en la zona de poniente del denominado “Campo Exterior”, frente a la “Verja”. Concretamente por levante desde “La Mata” hasta “Resbalaje” por poniente, donde limitaba con el mentado puesto de El Espigón.
El limítrofe puesto de Santa Bárbara también estaba considerado de primera línea. Su plantilla estaba integrada por 1 brigada, 1 carabinero de 1ª clase y 8 de 2ª clase. Vivían también en la mentada casa-cuartel de La Línea o en casas particulares de la localidad y vigilaban una demarcación de 1.900 metros en la zona de levante del denominado “Campo Exterior”, frente a la “Verja”, incluido el llamado “Boquete de levante”. Concretamente abarcaba desde los restos del fuerte de Santa Bárbara, por levante, donde limitaba con la demarcación del puesto de Castillo España, hasta la llamada “carretera de Gibraltar”, por poniente, donde a partir de “La Mata” comenzaba la demarcación del puesto de San Felipe.
Con la entrada en vigor de la Ley de 15 de marzo de 1940, que supuso la absorción del Cuerpo de Carabineros por el de la Guardia Civil, el puesto de San Felipe con sus componentes pasó a integrarse en la Benemérita al igual del resto de puestos de la hasta entonces 10ª Comandancia de Carabineros de Algeciras. 
El 31 de agosto de 1954 fue aprobada por el teniente general Camilo Alonso Vega, director general de la Guardia Civil, la reorganización de la entonces 337ª Comandancia de Algeciras, pasando el puesto de San Felipe a pertenecer a la 2ª Línea de Alambradas, dependiente de la 7ª Compañía de Especialistas, de nueva creación.
A partir del 23 de marzo de 1965 se fijó por la 1ª sección de estado mayor de la Dirección General del Cuerpo, su plantilla en 1 suboficial, 1 cabo y 14 guardias. Hasta entonces tenía 1 cabo y 1 guardia más. Al inicio del año se encontraba al frente del puesto de especialistas fiscales el sargento Marcelino Larrad Lozano, constituyendo la fuerza del mismo, el cabo 1º Francisco Fernández Sánchez, el cabo Francisco Padilla Jiménez y los guardias de 2ª clase José Mateos Guerrero, Antonio Gutiérrez Alarcón, Juan Prados Dueñas, Martín Álvarez Álvarez, Manuel García González, Juan Sánchez Sánchez, Lorenzo Vinagre Delgado, Antonio Muñoz Zamora, Francisco López Lora, José Urda Gil, José Travado López, Francisco Cárdenas Bernal y Serafín Martínez Chicón.
Como acuartelamiento usaban una caseta de unos 28 metros cuadrados que había sido construida por el equipo de entretenimiento de la Comandancia y puesta en servicio el 1º de septiembre siguiente. Sus materiales fueron costeados por el ayuntamiento de La Línea de la Concepción. Dicha caseta estaba enclavada en denominado Paseo Andrés Viñas, en su terminación a orillas del mar y entrada al Muelle de San Felipe. El personal del puesto con sus familias habitaba en viviendas particulares.
Hasta entonces usaban una caseta de mampostería y chapa que estaba enclavada junto a la lengua del agua, al sur de la localidad. Ocupaba una superficie de tan sólo cinco metros cuadrados, donde se efectuaba el sorteo de los servicios y se conservaba la documentación de los mismos. El armamento se depositaba en la sala de armas del puesto de La Aduana.
La vigilancia fiscal se ejercía a lo largo de 970 metros, desde el “Boquete de San Felipe” (poniente), que constituía el límite con el puesto de Alambradas, hasta la esquina de una antigua fábrica de fideos, que posteriormente fue margen derecha del pantalán existente en ese punto. 
El 25 de octubre de 1968, se realizó la 2ª fase de reorganización de la 262ª Comandancia de Algeciras. El puesto de San Felipe quedó encuadrado en la 1ª Compañía y 3ª Línea, siéndole asignados 350 metros de playa del recién suprimido puesto de Alambradas por su parte izquierda, toda la demarcación del también suprimido puesto de El Espigón, cuyo acuartelamiento pasaron a ocupar, y unos 185 metros, por poniente, del puesto de Príncipe Alfonso.
El puesto de San Felipe también tenía a su cargo la vigilancia fiscal en las empresas de autobuses Comes y Portillo así como en el despacho de la Renfe, pero tras el cierre de la “Verja” decretado por el gobierno español el 8 de junio de 1969, se dispuso a partir del 25 de octubre siguiente que fuera asumida por el puesto de Punto Avanzado, nueva denominación del antiguo puesto de la Aduana.
Tenía también cuatro garitas de mampostería a lo largo de la zona de la carretera, situadas frente a “Casa Calvo”, Grupo Escolar “Carlos V”, desembocadura de la entonces denominada calle Queipo de Llano y próxima al río Cachón.
Finalmente, el 30 de junio de 1970 se suprimió dicho puesto, siendo absorbido por el de Punto Avanzado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario