Translate

sábado, 4 de abril de 2015

PISTOLA WIST-94: SIMBOLO DE IDENTIDAD POLACA.


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en el nº 307 correspondiente al mes de Enero de 2008, de la Revista "ARMAS", págs. 83-88.

El original está ilustrado por veinte* fotografías en color y una en blanco y negro.

   Tal y como se anticipó en ARMAS nº 306, vamos a profundizar ante el lector en un arma corta de fuego fabricada en Polonia y realmente poco conocida en España, aunque no por ello deja de revestir su correspondiente interés. Se trata de la pistola semiautomática WIST-94 de 9 mm. parabellum, que actualmente está en servicio en las Fuerzas Armadas y de Seguridad polacas.


En un mundo como el actual, donde la globalización afecta a todas las esferas y sectores sin excepción, el relativo al armamento constituye un buen ejemplo de ello. Hasta no hace mucho, sólo las naciones que no tenían la capacidad industrial y tecnológica necesarias, careciendo por lo tanto de tradición armera, estaban obligadas a depender de la adquisición de armas y municiones a terceros países.


Ahora, dicha situación de dependencia, con los riesgos y servidumbres que ello implica, se está viendo progresivamente extendida por zonas de nuestro planeta que hace años hubiera sido impensable pensar. Razones multidisciplinares, de naturaleza económica, política y social, cargadas en ocasiones de velados y oscuros intereses, han propiciado todo ello, a costa incluso de cuestiones que pueden afectar, sin exageración alguna, a la propia soberanía nacional de cada Estado, pues tener que depender del extranjero para el suministro de armamento no es cuestión baladí.


España, nación que antaño ostentó y poseyó una prestigiosa industria armera, tanto pesada como ligera, y que en el campo concreto de las armas cortas de fuego, tuvo por bandera marcas de tanta calidad y proyección internacional como Astra, Llama y Star, constituye un decadente y triste ejemplo de ello. Todavía está pendiente escribir, con luz y taquígrafos, dicha historia.


Por eso cuando se encuentran todavía armas fabricadas en países que no siendo potencias de primer orden, están intentando salvar su propia identidad armera, aunque ya sólo sea parcialmente, pues la globalización parece imparable, no puede dejarse de sentir un cierto sentimiento de honrada envidia y rendir justo reconocimiento. Polonia y su pistola WIST-94 son dignos ejemplos de ello. Cuestión que España no ha sabido conservar ni salvar.


Las pistolas polacas


Hasta llegar a la WIST-94 hay que hacer un breve pero interesante recorrido por la historia de las armas cortas semiautomáticas producidas en dicho país, cuya principal enseñanza es la insistencia de Polonia, por fabricar dentro de sus fronteras sus propias pistolas.


Sin duda alguna la más conocida de ellas y que puede valorarse, en todas sus variantes, como una magnífica pieza de colección, es la Radom modelo Vis 1935, de 9 mm. Parabellum y 8+1 cartuchos de capacidad. Fue de dotación en el Ejército y Fuerza Aérea polacas hasta su derrota al comienzo de la Segunda Guerra Mundial.


Sin embargo ello no supuso el final de dicha pistola, pues al igual que ocurrió en otros países ocupados por los alemanes, continuó fabricándose hasta casi el final del conflicto, bajo control germano, contándose entre sus destinatarios no sólo su Ejército sino también la Policía, las Waffen SS e incluso la Kriegsmarine. Las primeras series mantuvieron la calidad si bien la misma se fue mermando ostensiblemente a medida que avanzaba la contienda.


Aunque en el periodo 1935-1939, bajo control polaco, se fabricaron algunas series recamaradas para los cartuchos de .45 ACP y .22LR, destinados a la exportación, puede considerarse como una nota anecdótica aunque de gran valor para el coleccionista, frente a su mayoritaria producción en 9 mm. Parabellum. Un tipo de cartucho que por cierto Polonia no volvería a recuperar para sus pistolas reglamentarias, hasta la aparición precisamente de la WIST-94.


Tras la derrota alemana y la ocupación soviética del territorio polaco en 1945, las fuerzas militares y policiales de dicho país, tuvieron como dotación durante las dos décadas siguientes la pistola rusa Tokarev TT-33, de 7’62 mm. La aparición del modelo P-64, de 9 mm. Makarov y 6+1 cartuchos de capacidad –diseñada por un grupo de oficiales polacos- terminó por relegar a los arsenales a aquella en la década de los 60 y 70 del siglo XX.


Siempre con espíritu de superación para eliminar las deficiencias experimentadas en dicho modelo, los ingenieros polacos comenzaron a desarrollar progresivamente a principios de los citados 70, una serie de prototipos (P-70, P-75, P-78A y P-78B) en los que fueron introduciéndose sensibles mejoras técnicas así como una mayor capacidad de su cargador, si bien manteniendo el mismo tipo de cartucho, ya que era el reglamentario en todos los países del Este.


El modelo P-78B, llamado también P-78 Wanad, adoptaría finalmente la denominación de P-83 al iniciarse su producción al principio de la década de los 80 del siglo pasado. Además de recamararse para el ya tradicional y reglamentario cartucho de 9 mm. Makarov, se fabricaron también varias series aptas para el cartucho de .380 ACP o 9 mm. Corto. Dicho modelo, de doble acción y cuya capacidad era ya de 8+1 cartuchos, fue sustituyendo progresivamente las P-64 que tenían de dotación las fuerzas militares y policiales polacas.


Hay que significar que la P-83 se fabricó también, con vistas a su exportación y comercialización en otros mercados, recamarada para el cartucho 9 mm. Police y .32 ACP o 7’65 mm. Browning, siendo en este último caso la capacidad de su cargador, de 9+1 cartuchos. A principios de la década de los 90 del siglo XX se intentó, sin éxito, su sustitución entre la Policía polaca, por el modelo P-93, una evolución de la anterior, que ofreciendo una cierta similitud con la pistola Sig Sauer P-230, continuaba manteniendo el cartucho de 9 mm. Makarov y sus 8+1 de capacidad de su cargador.


Actualmente la P-83 de 9 mm. Makarov viene siendo sustituida desde 1997 en las fuerzas militares y policiales polacas por la WIST-94 de 9 mm. Parabellum, protagonista del presente artículo. Todavía queda en servicio una parte de aquellas así como una cantidad mucho mayor depositada en sus arsenales.


Pistola WIST-94


La anhelada entrada de Polonia en la OTAN, producida finalmente en 1999, implicaba entre otras cosas, la obligatoriedad de adaptar su armamento o adoptar otro nuevo que utilizara el mismo tipo de munición empleado por el resto de los países miembros.


En previsión de ello, se inició y convocó la búsqueda de un nuevo modelo de pistola de 9 mm. Parabellum que sustituyera a finales de los 90 del siglo pasado a la reglamentaria P-83 de 9 mm. Makarov, cuya concepción como arma militar y policial además estaba caduca y desfasada frente a los modelos que había visto nacer el principio de dicha década, con mayores prestaciones y ostensible aumento de la capacidad de los cargadores.


Las dos nuevos modelos de pistolas polacas que se enfrentaron para alcanzar el triunfo en dicho concurso fueron la WIST-94 de 16+1 cartuchos, fabricada por Prexer y la MAG-95 de 15+1 (había también cargadores de 20+1), fabricada por Z.M. Lucznik, resultando finalmente vencedora la primera de ellas. El mayor peso de la segunda, parece ser que contribuyó a que terminara por ser descartada. En un caso el armazón era de aleacción mientras que en el segundo, era de acero.


Consecuente con el resultado, la firma Z.M. Lucznik intentó infructuosamente desquitarse de ello presentando posteriormente su nuevo modelo MAG-98, cuyo armazón ya estaba fabricado en aleacción.


Por lo tanto la WIST-94 fue la pistola militar y policial adoptada reglamentariamente en Polonia para sustituir la obsoleta P-83. Aquella fue diseñada en el WITU (Wojskowy Instytut Techniczny Uzbrojenia – Instituto Técnico Militar de Armamentos) bajo el nombre de código de Piryt y se inició su fabricación en la ciudad polaca de Lodz por la firma Prexer (www.prexer.com.pl).


Sus orígenes se remontan al año 1992, con anticipada vocación de ser adoptada por las fuerzas militares y policiales de Polonia, que tras la caída del Muro de Berlín y la desaparición del Bloque del Este, había iniciado –no exento de tensiones- un progresivo acercamiento hacia los países occidentales, mostrando su deseo de poder ingresar en la OTAN como un miembro más.


No hay que olvidar que aquellos eran tiempos todavía en que las armas y municiones fabricadas en el interior de las fronteras polacas y de dotación en sus ejércitos y cuerpos de seguridad eran las mismas que la Unión Soviética había implantado entre todos los países miembros del Pacto de Varsovia.


En el citado 1992 se diseñaron dos prototipos de pistolas semiautomáticas de doble acción que recibieron la denominación de modelos A01 y B01, los cuales se diferenciaban principalmente en el tipo de cierre a montar, siendo finalmente éste último el que superó satisfactoriamente las rigurosas pruebas a que ambas fueron sometidas.


No obstante la falta de recursos económicos suficientes motivaron que tuviera que paralizarse temporalmente el proyecto. Poco después y gracias al empeño y financiación conjunta por parte del WITU y la firma armera Prexer, se obtuvo la financiación necesaria y en 1994 la ya denominada WIST-94 vio la luz, inspirada en el modelo B01.


Desde entonces, se ha procedido a distribuirla entre las fuerzas militares y policiales polacas, siendo el principal arma corta de dotación en las mismas. Existe, para su uso en las unidades especiales, una versión, denominada como WIST-94L, cuya única diferencia con el anterior estriba en que está equipada con un pequeño aparato láser montado en la parte superior anterior del guardamontes.


Aunque las fuerzas especiales polacas están siendo dotadas en los últimos tiempos de la conocida pistola Glock modelo 17, de procedencia austriaca (www.glock.com) y también de 9 mm. Parabellum, cuya capacidad es de 17+1 cartuchos, tal y como ya se pudo constatar en el artículo publicado en ARMAS nº 306 dedicado a la “Zandarmeria Wojskowa”, no por ello parte de sus efectivos han dejado de seguir portando la WIST-94.


Características


La primera impresión que tiene uno cuando contempla por primera vez esta pistola de doble acción es la de reconocer que dicha arma tiene su propia personalidad y la verdad es que no es difícil que de repente venga a la mente el recuerdo de la también curiosa y tradicional prenda de cabeza utilizada por los militares polacos.


Una vez que se empuña puede comprobarse que se trata de un arma compacta y robusta, qcuyo armazón es de polímero plástico mientras que su corredera es de acero, siendo muy esmerado el acabado de todo ello. Las miras son fijas y cuentan con las correspondientes inserciones de tritio que facilitan apuntar el arma en situaciones de baja iluminación.


El acerrojamiento es el tradicional y muy eficaz diseñado por Browning mientras que su mecanismo de disparo es muy similar al empleado por las pistolas Glock. El manejo del arma es seguro, cómodo y se puede montar con facilidad al contar a ambos lados de su corredera con un perfecto y resaltado estriado. El cartucho se introduce también con suavidad y corrección en la recámara cuya ventana de expulsión si bien puede antojarse como de reducidas dimensiones frente a las que estamos acostumbrados, no da lugar a interrupciones.


Los dos cargadores que tiene de dotación cada arma, y cuya capacidad es de 16 cartuchos para cada uno de ellos, tienen en la tapa de su base grabada la misma numeración de fábrica que la pistola, lo cual facilita su control y dificulta su pérdida o intercambio erróneo con los de otras. En la parte posterior se aprecian dos ventanas alargadas que permiten comprobar visualmente la disponibilidad de munición, reforzada con los indicadores numéricos de 4, 8, 12 y 16.


Aunque el coste por arma y el número de pistolas distribuidas entre las fuerzas militares y policiales es materia clasificada y por lo tanto no accesible, su manual de instrucciones puede descargarse en formato PDF desde Internet a través de la página oficial del fabricante, http://www.prexer.com.pl/WIST-94Instrukcja.pdf, si bien el mismo sólo está redactado en lengua polaca. También para aquél lector que quiera profundizar aún más en dicha arma, o sea coleccionista de bibliografía sobre armamento, está publicado en aquél idioma, el libro titulado “9 MM PISTOLETY WOJSKOWE WIST 94 I WIST 94L” (ISBN: 83-11-10418-2).


En definitiva se trata de una pistola que puede considerarse apta tanto para el servicio en unidades militares como policiales, si bien hay que reconocer que actualmente en el mercado actual, existen modelos de prestaciones superiores y de hecho, la circunstancia de que se haya dotado a las unidades especiales de la Glock modelo 17 es una prueba de ello.


Sin embargo ello no es óbice para que entretanto las firmas armeras polacas puedan seguir apostando y trabajando en un nuevo diseño de modelo de pistola, militar o policial, conforme a las más modernas tendencias y tecnologías. Es decir, que siempre tendrán su cuota de independencia armera, sin tener que depender exclusivamente de intereses y mercados extranjeros, fácilmente volubles  y sensibles a cuestiones que a veces no se pueden controlar.


Y esto es algo que los españoles ya no podemos decir ni presumir, pues nuestra cuota de independencia en materia de armas cortas de fuego desaparecerá tan pronto terminemos de jubilar nuestras Llama M-82 de las Fuerzas Armadas, pues las Star BM de la Guardia Civil ya están casi liquidadas, tras su masivo y reciente relevo por la Beretta 92 FS.


Mientras tanto la pistola polaca WIST-94 constituye todo un símbolo de identidad para su país y una interesante pieza para un buen coleccionista de armas cortas de fuego contemporáneas.


Nota: Se agradece expresamente la inestimable colaboración del Mayor Andrej Bobinski, del Ejército de Polonia.



CUADRO DE CARACTERISTICAS DE LA PISTOLA WIST-94.

o   Fabricante: Prexer, Lodz (Polonia).
o   Munición: 9 mm. parabellum.
o   Capacidad cargador: 16+1 cartuchos.
o   Peso sin cargador: 770 grs.
o   Longuitud total: 190 mm.
o   Longuitud del cañón: 114 mm.
o   Velocidad inicial: 360 m/s.
o   Alcance eficaz: 50 m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario