Translate

domingo, 13 de julio de 2014

EL LEGADO DEL CORONEL PETTENGHI.




Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 18 de noviembre de 2004. El original está ilustrado con una fotografía en blanco y negro.

El coronel Pettenghi era de esas personas que no dejaba indiferente a nadie y la mera cita de su nombre en foros de historiadores e investigadores no solía estar exenta de cierta controversia y no menor polémica, si bien todos coincidían en el gran interés que despertaba su archivo particular sobre la Guerra Civil en la provincia de Cádiz y del que cada 18 de julio nos ofrecía un inédito capítulo en las páginas de Diario de Cádiz.

La mayoría de los eruditos, aficionados y curiosos creen que la raíz de los fondos que detentaba el coronel Pettenghi procedían de su paso por la jefatura del estado mayor del desaparecido gobierno militar gaditano y en eso se equivocan, si bien es cierto que buena parte de los mismos tiene su origen en aquella época.

Frente a algunas críticas, más o menos interesadas, que siempre corrieron al respecto, hay que reconocer y destacar el mérito del coronel Pettenghi en ello, ya que gracias a su controvertida iniciativa se salvaguardaron una importante colección de documentos históricos de una etapa desgraciada de nuestra historia que en caso contrario hubieran sido destruidos o hechos desaparecer como sucedió durante la Transición e incluso antes con otros tantos. Valga recordar al lector que en estas tierras hubo archivos oficiales que entonces se quemaron más o menos accidentalmente y más o menos interesadamente o cuyo contenido simplemente se hizo parcial e ingominiosamente desaparecer sin más.

Si bien mi relación con el coronel Pettengui venía desde hacía pocos años y me doblaba la edad, siempre me distinguió muy gratamente en su trato desde el primer día, tal vez por ser sobrino de un buen amigo y compañero suyo de la escuela de estado mayor, siendo además uno de esos privilegiados que no padecían su selectiva sordera.

La abnegada paciencia del teniente coronel José Manuel Sánchez Gey, inmejorable introductor de embajadores y gran amigo del coronel Pettenghi, así como nuestras charlas en las reuniones mensuales de la junta directiva de la Hermandad provincial de Antiguos Caballeros Legionarios donde éramos vocales, además de compartir páginas cada 18 de julio en el Diario de Cádiz publicando pasajes inéditos de nuestra desgraciada guerra civil, terminó por posibilitar que pudiera comenzar a acceder a los fondos de su archivo privado.

Y así es como privilegiadamente pude conocer que hace ya medio siglo el coronel Pettengui empezó a preservar a su particular manera un legado que caso contrario hubiese sido objeto de segura e infame destrucción. 

Y aquí es donde cedo mi pluma al erudito y desgraciadamente fallecido militar para reproducir textualmente un inédito e ilustrativo manuscrito suyo fechado en Cádiz el 27 de julio de 1953 que figura al dorso de la portada de la también inédita obra Historia del Regimiento de Infantería Cádiz nº 41, redactada por el comandante Celestino Rey Joly. Les aseguro que no tiene desperdicio.

"Cuando la explosión de las minas submarinas rusas, conocida como la Catástrofe de Cádiz, el Regimiento elevó al Gobierno Militar una relación de daños sufridos en el Acuartelamiento. Entre ellos figuraba la pérdida total del Archivo de Cuerpo. En realidad sólo hubo de lamentar la caída al suelo de algunos expedientes. Pero se optó por dar cuenta de la destrucción del Archivo.

Posteriormente, estando como teniente al frente de la Guardia de Prevención, el sargento de la misma me dio cuenta de haber impedido la salida del cuartel de un camión de matrícula civil que transportaba expedientes del Archivo.

Inmediatamente di cuenta de la anomalía al Capitán de Cuartel, el cual después de consultar con la Mayoría del Regimiento, me ordenó dejar salir el camión pues estaba autorizada la venta del Archivo como "papeles viejos". Cumplí las órdenes pero fui al Archivo por si podía recuperar la documentación del 9º Batallón donde yo había combatido en la Guerra 1936-39. No lo encontré pero si este volumen ya preparado para salir, que contiene el Diario de Operaciones del Regimiento. Salvé éste, pero fueron a parar no se sabe dónde los expedientes de las Guerras Carlistas, de Africa y de la Guerra Civil".

Si el lector no se ha sonrojado de vergüenza ajena al leer estas líneas es que es digno ciudadano de un país que lamentablemente carece de una digna "cultura de archivos".

No obstante el coronel Pettenghi dejó dispuesto hace ya medio siglo el destino final de tan inédita obra: "Encomiendo a mis herederos, que cuando yo falte entreguen este "Diario" en el Archivo Municipal, pues se trata de la Historia de Cádiz".

Estoy convencido que así será y que junto a él irá el resto de su archivo privado de interés histórico gaditano que alumbrará y deslumbrará no pocas sombras. Gracias por todo mi Coronel.

 - - - - -

Necrológica publicada en DIARIO DE CADIZ el 17 de noviembre de 2004.

Fallece el coronel y académico José Pettenghi a los 84 años.
Gaditano hasta la médula, combatió en varias contiendas de guerra y su vida se caracterizó por su amor por la cultura

CÁDIZ. (Redacción). José Pettenghi Estrada, uno de los símbolos de una generación de gaditanos que vivió en sus carnes la Guerra Civil, falleció la madrugada de ayer en el hospital San Rafael a los 84 años de edad. El coronel y académico estaba casado con Carmen Lachambre y era padre de seis hijos: José, Carmen, Alberto, Carlos (fallecido), Javier y María Teresa. A las cuatro de esta tarde se celebrará una misa en el tanatorio Virgen del Rosario y, a continuación, se trasladarán sus restos al Cementerio Mancomunado de Chiclana.

José Pettenghi era un gaditano hasta la médula, pese a que nació en Málaga el 19 de diciembre de 1919. Hijo de una familia burguesa, su padre Aquiles era profesor de la Escuela de Comercio, labor por la que fue destinado a principios de la década de los 30 hacia Cádiz. Pettenghi estudió el Bachillerato en el Instituto del Rosario con unos compañeros con los que hasta poco antes de su muerte se reunía periódicamente.

En el año 1936 estaba a punto de comenzar la carrera de Medicina, pero en su camino se topó el alzamiento del 18 de julio que marcaría para siempre su vida. Así, José Pettenghi se tuvo que ir al frente como alférez provisional. En la Guerra Civil siempre estuvo en la primera línea de fuego.Una vez que terminó la contienda, no pudo retomar su pasión por la medicina y continuó con la carrera militar.

En 1942 volvió a las trincheras en el Frente Ruso con la División Azul. Allí, ya como teniente, tuvo que soportar temperaturas de hasta 35 grados bajo cero con compañeros de tropa como los celebres Quini, autor de Carnaval, y Paquiro. Por su labor en Rusia le dieron la máxima condecoración alemana, la Gran Cruz de Hierro de Primera Clase.

A su regreso continuó con su carrera militar en destinos como Jaca y Ceuta, hasta que definitivamente se instaló en Cádiz. Aquí asciende a capitán y obtiene el diploma del Estado Mator, pero de nuevo tiene que volver al frente a finales de los años 50, en este caso en África.

A partir de ahí vive los años más brillantes de su vida como jefe del Estado Mayor en el Gobierno Militar en el periodo 1963-77. Según aseguran los que le conocían, tenía una gran capacidad de organización y dotes de mando, aunque también destacaba por su solidaridad y defensa de los débiles.

Una vez que cesa como jefe del Estado Mayor, ascendió a coronel, momento en el que se tiene que marchar a Huelva para ponerse al mando del Regimiento Granada 34, aunque su labor en la capital onubense duró menos de dos años. Su último destino como militar fue como director del Complejo de Cortadura, que incluía colegio e instituto.

Pero su vida no sólo se ciñó al mundo militar, sino que era un apasionado de la cultura. Así en los años 60 creó el Aula Militar de Cultura, que fue un referente durante muchos años. Además, ha dado multitud de conferencias sobre temas gaditanos, castrenses y de pintura. La última charla la dio en marzo sobre el cuadro del Guernica de Picasso.

Era ateneista de honor, académico de la Real de Historia y fue presidente de la Real Academia de Bellas Artes. José Pettenghi también ha sido articulista en Diario de Cádiz en el que bajo el título de Mis miércoles ha escrito 837 columnas en casi 15 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario