Translate

martes, 3 de marzo de 2015

CENTENARIO DEL PATRONAZGO DE LA VIRGEN DEL PILAR EN LA GUARDIA CIVIL.


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en "DIARIO DE CADIZ" el 12 de octubre de 2012, pág. 24.

El original está ilustrado por una fotografía en blanco y negro.



Hoy celebra su patrona la Guardia Civil, fundada en 1844 por el II Duque de Ahumada, quien por cierto, aprovechando el bicentenario de las Cortes de Cádiz, hay que decir que por aquel entonces, siendo niño, vivía en nuestra ciudad junto a su abuelo, mientras su padre combatía al invasor francés.
Proclamada su excelsa patrona por Alfonso XIII, mediante real orden circular de 8 de febrero de 1913, previo informe favorable del provicario general castrense, acaba de ser condecorada, mediante real decreto del pasado 27 de septiembre, por su nieto, Juan Carlos I, con la recien creada gran cruz del mérito del Cuerpo.
No es la primera vez que la Virgen del Pilar es condecorada, pues ya con motivo del CL aniversario fundacional del benemérito Cuerpo, se concedió, por Orden del ministerio de Justicia e Interior, de 6 de octubre de 1994, la cruz de oro de la orden del mérito de la Guardia Civil.
En aquel entonces se trataba de la máxima condecoración de dicha orden y se concedió en agradecimiento, según exponía la meritada disposición, a los sentimientos de fraternidad que tal patronazgo despertaba en los miembros del benemérito Instituto.
Creada recientemente la nueva categoría de gran cruz, la primera que se ha concedido ha sido precisamente para su patrona, reafirmando así tan centenaria vinculación y pudiera continuar ostentando la más alta condecoración que tiene el Cuerpo de la Guardia Civil, a cuyos integrantes tiene bajo su protección.
La honda raigambre del patronazgo de la Virgen del Pilar se remonta al 19 de agosto de 1864, cuando el sacerdote Miguel Moreno Moreno, primer capellán castrense del Colegio de Guardias Jóvenes, ubicado en Valdemoro, donde se premiaba por entonces en los huérfanos, las virtudes de sus padres muertos en acto de servicio, colocó en la capilla una imagen de la Virgen del Pilar de Zaragoza.
La tradición cristiana sobre los orígenes de esta veneración mariana se remontan a su vez al 2 de enero del año 40, fecha en la que la Virgen María se apareció al apóstol Santiago el Mayor –actual patrón de España- en Caesaraugusta, la antigua ciudad romana de Zaragoza.
Dicha aparición había sido “en carne mortal” —antes de su asunción- habiendo dejado como testimonio de su presencia una columna o pilar de jaspe. Construida inicialmente en ese lugar una pequeña capilla de adobe, junto a las aguas del Ebro, hoy se levanta la impresionante y venerada catedral-basílica de el Pilar.
El 27 de mayo de 1642 la ciudad de Zaragoza la proclamó su patrona y casi cuatro décadas después, concretamente en 1678, las cortes aragonesas extendieron su patronazgo a todo el reino de Aragón.
Declarada patrona del benemérito Instituto de la Guardia Civil en 1913, lo sería sucesivamente por el cuerpo de Correos en 1916, por el cuerpo de secretarios, interventores y depositarios de administración local en 1928, por la sociedad mariológica en 1940 y por el consejo superior de misiones en 1948.
La Virgen del Pilar también es patrona de la Hispanidad, que no de España, cuyo patronazgo mariano corresponde a la Virgen de la Inmaculada. Un real decreto de 27 de noviembre de 1981, que realmente ratificaba un decreto de 10 de enero de 1958, estableció que el 12 de octubre se celebrara la fiesta nacional de España y Día de la Hispanidad.
Los orígenes de ello hay que buscarlos en otro real decreto de 12 de octubre de 1892, en el que “el Estado español, al celebrar el IV Centenario del Descubrimiento, manifestaba de modo explícito su propósito de instituir como Fiesta Nacional el aniversario del día en que las carabelas de Palos de Moguer arribaron a las costas de Guanahaní, con el pendón de Castilla en la proa, y en la vela del trinquete, la Cruz”. Una ley de 15 de junio de 1918, firmada Alfonso XIII lo llevaría a la práctica.
Volviendo al patronazgo de la Guardia Civil, el 24 de septiembre de 1865, la Virgen del Pilar fue declarada de una forma un tanto espontánea, Patrona del Colegio de Guardias Jóvenes. Desde entonces y durante los años siguientes, las diferentes promociones de "colegiales", a la par que iban diseminándose por todos los Puestos de España y de sus posesiones de Ultramar, fueron difundiendo su acervo en dicha advocación protectora.
Fruto de la labor desarrollada por esas generaciones de guardias civiles a lo largo de casi medio siglo, el 7 de enero de 1913, haciéndose portavoz de la tan ya extendida tradición mariana, el entonces teniente general Angel Aznar Butigieg, director general de la Guardia Civil, elevó un escrito al ministro de la Guerra Agustín Luque y Coca, solicitando que la Virgen del Pilar fuera declarada oficialmente la Patrona del Cuerpo, accediendo seis días después Alfonso XIII a ello.

De esta forma los guardias civiles veían satisfechas sus aspiraciones en tal sentido al igual que había ido sucediendo con otras Armas, Cuerpos e Institutos del Ejército al que por entonces pertenecía conforme a la Ley Constitutiva de 1878.

Ha transcurrido casi un siglo desde la concesión del patronazgo, cuyo centenario se cumplirá precisamente el próximo 8 de febrero, motivo por el cual desde el pasado 9 de febrero se vienen celebrando e impulsando desde la dirección general de la Guardia Civil, una serie de actos conmemorativos.

El más destacado de ellos aconteció pocos días después, concretamente el domingo 26 de febrero, al celebrarse en el actual Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada” heredero de aquel de 1864, la solemne apertura del Año Jubilar con motivo del primer centenario del Patronazgo del Cuerpo de la Guardia Civil.
La Eucaristía fue celebrada precisamente por el arzobispo castrense, monseñor Juan del Río Martín, quien fuera obispo de Asidonia-Jerez en el periodo 2000-2008, quien resaltó en su homilía la importancia que siempre ha tenido la devoción y el amor filial al Pilar por la mayoría de los guardias civiles y sus familias.
De hecho ya el 18 de febrero de 1913, el teniente general Aznar, dictaba con tal ocasión la primera orden general relacionada con el nuevo patronazgo mariano del benemérito Instituto, donde se decía que se declaraba “Patrona a la que lo es del Colegio de Guardias Jóvenes, donde se amparan y educan vuestros hijos, que postrados ante la imagen de la Virgen del Pilar rezan por vosotros, pidiendo os proteja y os libre de las asechanzas de los malhechores que perseguís.”
Hoy día la Virgen del Pilar, que tan solemnemente celebra su festividad la Comandancia de Cádiz, sigue velando y protegiendo a todos los guardias civiles y sus familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario