Translate

sábado, 5 de abril de 2014

EL LEGADO DEL GENERAL VARELA. UN FINAL FELIZ.



Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Sección de Cultura del "DIARIO DE CADIZ" del 16 de agosto de 2003, pág. 37.

Hace ahora precisamente cincuenta años que finalizaba la organización de lo que hoy conocemos como el legado del general Varela, compuesto por su archivo y biblioteca, ambos de gran valor histórico y económico.

Al fallecer el 24 de marzo de 1951 en Tánger el bilaureado militar, su viuda Casilda de Ampuero y Gandarias, marquesa de Varela de San Fernando, se trasladó a vivir junto a sus hijos Enrique y Casilda, al chalet gaditano que hacía poco acababa de finalizar su construcción, pues la trágica explosión de 1947, cuyo LVI aniversario se conmemora en estas fechas, arrasó su construcción sufragada por diversas provincias y no sólo Cádiz como muchos siempre han creído erróneamente. 

La ruina fue tal que para evitar que aquello se paralizara sine die, la marquesa costeó de su propio peculio su reparación que ascendió a dos millones de pesetas de las de entonces.

Entre los enseres y efectos que se trajeron de Tetuán estaban decenas de millares de documentos que su difunto esposo había venido guardando desde que en 1909 ingresó como educando de corneta en el regimiento de Infantería de Marina de San Fernando, muy posiblemente con la idea de escribir sus memorias cuando se retirase, pues ya en su día había publicado el historial del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas nº 3 de Ceuta que había mandado durante la última campaña de Marruecos.

Consciente de la importancia de su contenido y con acertada visión de futuro, su viuda afrontó la organización de todo ello al objeto de que pudiera ser de utilidad con el paso del tiempo a historiadores e investigadores, como así fue y más lo será en cuanto el ayuntamiento proceda a su microfilmación, tal y como obliga el convenio suscrito el pasado 20 de mayo.

Para tan ardua tarea contó con la inestimable dedicación de Francisco Macarro Gómez, secretario particular de Tomás García Figueras, delegado de asuntos indígenas de la Alta Comisaría de España en Marruecos. 

Tras más de dos años de abnegada y paciente labor, finalizó la tarea encomendada, cuyo primer beneficiario fue el insigne literato gaditano José María Pemán Pemartín, ya que gracias a ello pudo publicar en 1954 su obra "Un soldado en la Historia. Vida del capitán general Varela".

Desde entonces y gracias al altruismo de la marquesa y sus hijos, historiadores e investigadores fueron teniendo acceso sin restricción alguna a su contenido, contándose entre ellos varios de los más prestigiosos que existen tanto en España como en el extranjero. Sin embargo la densidad y calidad documental que contiene es tal que todavía guarda muchas de las claves de determinados periodos de la historia gaditana, española e incluso internacional.

Ahora, tras dos años de negociaciones entre el Ayuntamiento de Cádiz y la familia del general Varela, el archivo y la biblioteca han pasado por fin a propiedad municipal, algo por lo que Cádiz debe sinceramente felicitarse, pues parte de su historia está allí contenida.

Gracias principalmente a la generosidad de los hijos del antiguo ministro del Ejército, en especial su hija Casilda, este importante patrimonio cultural no ha abandonado nuestra ciudad a pesar de que intentos y ofertas nunca faltaron para que viajaran a puntos lejanos, no sólo del territorio nacional sino incluso del exterior. 

Sin embargo esta vez ese poderoso caballero que es Don Dinero no ha podido con los corazones ni con la lealtad de los recuerdos que cuando son verdaderos no tienen precio, y todos esos fondos se quedarán para siempre tras las murallas de Puerta Tierra.

Las campañas de Marruecos, la Guerra Civil, la 2ª Guerra Mundial, el Cádiz y la España de la posguerra, la explosión de 1947, el Protectorado de España en Marruecos y el nacionalismo árabe son algunos de los temas que el legado abarca en profundidad y que bien seguro atraerán el interés científico de la comunidad universitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario