Translate

domingo, 2 de febrero de 2014

IN MEMORIAM CAPITAN DE LA GUARDIA CIVIL ARMANDO OTERINO CERVELLO



Artículos dedicados a la memoria del insigne investigador de la Historia de la Guardia Civil,
fallecido en Tarragona el 17 de junio de 1999.


EL CAPITÁN OTERINO NOS HA DEJADO


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en el periódico "EL FARO DE CEUTA" del 26 de septiembre 1999. 
El original está ilustrado con una fotografía en blanco y negro.

El pasado 17 de junio falleció en Tarragona a los 75 años de edad el capitán retirado de la Guardia Civil Armando Oterino Cervelló, un hombre que quiso y sintió a Ceuta con verdadera pasión. Cualquier momento y excusa eran buenos para hablar de ella.

Natural de Reus e hijo de Guardia Civil, Oterino llegó a Ceuta en 1944 con 20 años de edad. Acababa de ingresar en la Benemérita y su primer destino fue el Puesto de "Príncipe Alfonso" perteneciente a la entonces denominada 200ª Comandancia Exenta de Marruecos cuya cabecera estaba en nuestra Ciudad.

El 14 de diciembre de ese mismo año prestaría el juramento de fidelidad a la bandera ante la del hoy desaparecido Regimiento de Infantería de Ceuta nº 54. A los pocos meses pasaría destinado al Puesto de Tánger hasta que se suprimió el mismo en septiembre de 1945, volviendo nuevamente al de "Príncipe Alfonso".

En 1947 sería destinado a la plana mayor de la Comandancia hasta que ésta fue disuelta en el mes de marzo y se creó en su lugar el 20º Tercio Exento de Marruecos con cabecera también en Ceuta. Dicha unidad aglutinaba entonces a todas las fuerzas de la Guardia Civil desplegadas en el norte de África.

Destinado en su plana mayor, Oterino sería quien en la noche del 18 al 19 de agosto de aquel año recibiría el radiograma que remitió la Comandancia de Cádiz comunicando la terrible explosión de un almacén de minas de la base de defensas submarinas que destruyó una parte de la ciudad y causó cerca de 200 muertos y 5.000 heridos. Al transmitírsele la novedad al bilaureado General José Enrique Varela Iglesias, a la sazón Alto Comisario de España en Marruecos, éste partiría inmediatamente hacia el lugar de la catástrofe.

Oterino, tras realizar el curso de ascenso a Cabo con el número 1 de su promoción en la 4ª Academia Regional de Instrucción en Úbeda (Jaén) sería destinado al Puesto de San Amaro de Ceuta perteneciente entonces a la 120ª Comandancia (Tetuán).

A principios de 1948 marcharía destinado a Tarragona en donde conocería a la que sería su esposa, Rita Gual Recasens, madre con el paso del tiempo de sus hijas Montserrat y Natalia.

El Cabo Oterino no volvería destinado a Ceuta pero la llevaría siempre en su corazón. Profesionalmente seguiría distinguiéndose en sus sucesivos ascensos y destinos, siendo también el número 1 de su promoción del curso de ascenso a Teniente. En abril de 1980, mandando la compañía de Valls, pasaría a la situación de retiro por cumplir la edad reglamentaria.

A pesar de estar tan distante geográficamente, que no en corazón, dedicó gran parte de su vida a investigar la casi desconocida historia de la Guardia Civil en el norte de África y muy especialmente en Ceuta. Autor de numerosas publicaciones y artículos profesionales tuvo como "joya de la corona" a su obra, todavía inédita, "La Guardia Civil entre moros", riguroso y detalladísimo estudio histórico de la Benemérita en estas tierras.


 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Sección "Cartas" de la Revista profesional "GUARDIA CIVIL" correspondiente al mes de septiembre de 1999. 


EL CAPITÁN OTERINO


El pasado 17 de junio falleció a los 75 años de edad en Tarragona el capitán retirado ARMANDO OTERINO CERVELLÓ, quien supo siempre hacerse desear por sus superiores y querer por sus subordinados. Fue infatigable colaborador desde 1950 de esta Revista y posteriormente de la desgraciadamente desaparecida Revista de Estudios Históricos de la Guardia Civil.

Hijo de guardia civil, Oterino ingresó en el Cuerpo en 1944, siendo destinado a la entonces denominada 200ª Comandancia Exenta de Marruecos con cabecera en Ceuta. Allí formaría parte de la última plantilla del puesto de Tánger suprimido en septiembre de 1945. 

En 1980, mandando la compañía de Valls (Tarragona) pasaría a la situación de retiro por cumplir la edad reglamentaria. Desde 1953 estaba casado con Rita Gual Recasens, madre con el paso del tiempo de sus hijas Montserrat y Natalia.

A lo largo de sus 36 años de servicio supo compatibilizar perfectamente sus obligaciones profesionales con sus inquietudes literarias siempre vinculadas al Cuerpo. Además de sus numerosas colaboraciones en las mencionadas revistas fue el autor de las siguientes obras y publicaciones:

"La disciplina como virtud esencial en la Guardia Civil" (1948); "Medios de acción y forma de proceder del Guardia Civil como agente del Resguardo Fiscal" (1949); "Exposición e interpretación de las obligaciones del Guardia Civil marcadas en su reglamento para el servicio" (1950); "Disciplina y moral militar" (1953); "Guía teórico-práctica del Comandante de Puesto" (1954); "Tratamientos en el orden militar, civil, judicial y eclesiástico concedidos por condecoraciones civiles y militares" (1956); "Faltas militares e invalidación de notas" (1960) y "Despacho del correo diario"(1962). En 1973 obtuvo una mención honorífica en los premios "Ejército".

En sus últimos años se había convertido en un habitual colaborador de nuestro Servicio de Estudios Históricos como consecuencia de estar trabajando en su verdadera "joya de la corona": la obra titulada "La Guardia Civil entre moros", detallado y riguroso estudio de carácter histórico sobre la presencia del Cuerpo en el norte de África.

El capitán Oterino se nos ha marchado pero su recuerdo y sus meritorias contribuciones a la formación pedagógica e investigación histórica de la Guardia Civil perdurarán para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario