Translate

jueves, 4 de diciembre de 2014

GUARDIAS CIVILES “CASCOS AZULES” DE NACIONES UNIDAS EN LIBANO.


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Revista profesional "GUARDIA CIVIL" núm. 762, correspondiente al mes de octubre de 2007, pág. 46-51.

El original está ilustrado por diez fotografías en color.

El 7 de septiembre de 2006 el Parlamento español aprobó la integración de un contingente de 1.100 militares en la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL), una Misión de Paz que tiene por principal objetivo velar por el cumplimiento de la Resolución número 1.701 del Consejo de Seguridad de la ONU en la zona sur de dicho país, fronteriza con Israel. Comenzaba la “Operación Libre Hidalgo”.

Un mes después de que se declarase el alto el fuego entre las milicias armadas de Hezbolá y el Ejército israelí, nuestra Infantería de Marina desembarcó en las playas libanesas y se comenzó a desplegar en el nuevo Sector Multinacional Este de la FINUL, de liderazgo español.

Relevadas a finales de octubre por la recién creada Brigada “Líbano I”, constituida en su mayor parte por efectivos de la Brigada de La Legión “Rey Alfonso XIII”, pasó a integrarse en la misma un comandante de la Guardia Civil. Su función era ocupar el puesto de Provost Marshal en el denominado Equipo de Apoyo al Mando (EAM), órgano de asesoramiento y trabajo del general jefe de dicha gran unidad expedicionaria.

En dicho Equipo se encuentran también integradas la Asesoría Jurídica, la Intervención Militar, la Sección Económica Administrativa, la Oficina Pública de Información, el Escalón de Psicología y el Servicio de Asistencia Religiosa.

Resaltar que para la Guardia Civil la presencia en dicha Operación de Mantenimiento de la Paz (OMP), constituía un hito histórico, ya que era la primera vez que se participaba en una misión militar de Naciones Unidas, cuyos miembros son conocidos popularmente por todo el mundo como “Cascos Azules”.

Provost Marshal.

Esta figura, cuya denominación suele llamar tanto la atención, está inspirada en la doctrina militar norteamericana, habiendo sido adoptada y matizada por la OTAN. Desde hace una década es asumida por oficiales de la Guardia Civil cada vez que ha sido necesario en los contingentes del Ejército español en las OMP.

El empleo de los Provost Marshal (de alférez a teniente coronel) ha ido variando fundamentalmente en razón de la entidad de la unidad militar en la que estaban, la categoría del jefe de la misma, el nivel de relaciones profesionales a mantener y la disponibilidad de personal voluntario con el perfil adecuado. Escenarios tan dispares y conflictivos como Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Afganistán, Irak o Líbano, han sido testigos de ello.

Dicha figura encarna la representación policial del concepto de “Ley y Orden” dentro de un contingente militar, siendo el asesor en dicha materia del jefe del mismo. También es el enlace español con los cuerpos policiales (civiles y militares) del país en que están desplegados así como con las policías militares del resto de contingentes internacionales que participan en la OMP. 

En el caso concreto de Líbano, el oficial de la Guardia Civil, además de asumir sus responsabilidades de “Ley y Orden” así como de asesoramiento al general jefe del Sector Multinacional Este, actúa también como enlace, tanto ante las denominadas Fuerzas de Seguridad Interior -constituida por la Gendarmería- como ante la Policía Militar libanesa y las de los demás contingentes de la FINUL.

La Gendarmería libanesa es el único cuerpo policial estatal existente en el país. Su estructura y organización es bastante similar al modelo francés en el que está inspirado. Tiene por lo tanto naturaleza militar, y al igual que la Guardia Civil, la mayor parte de sus funciones son de carácter policial. Su despliegue territorial es también parecido al de nuestras Comandancias, Compañías y Puestos.

Citar que al existir en la embajada de España en Beirut, un oficial de la Guardia Civil, que actúa como asesor de seguridad y enlace con el Ministerio del Interior libanés, el Provost Marshal mantiene un enlace directo con aquél, lo cual redunda en provechoso beneficio, tanto del contingente militar español como de nuestra representación diplomática, respecto a cuestiones que sean de mutuo interés.

Otra faceta del Provost Marshal, ha sido la formación del personal del contingente español en materias tan importantes en zona de operaciones (ZO), como son la seguridad vial y la prevención de accidentes de circulación –principal causa de mortandad en misiones de paz- así como la autoprotección personal y la prevención de delitos, faltas e infracciones, impartiéndose conferencias didácticas a todos sus miembros.

Asimismo, dado que la FINUL dispone de unas reglas de actuación e intervención contra elementos hostiles o que impidan el cumplimiento de la misión encomendada, en las que están previstas la detención de personas hasta su puesta a disposición de la autoridad competente y la intervención de las armas u explosivos que pudieran portar, el Provost Marshal es el responsable de velar por su correcta custodia y el respeto de sus derechos fundamentales, mientras permanecen bajo responsabilidad española.

Normativa.

A pesar de que nuestro Cuerpo venía participando en OMP desde hace más de una década, cuestiones de tanta importancia, respecto a sus miembros encuadrados en los contingentes del Ejército español, como son las competencias, dependencias –administrativa, funcional, orgánica y técnica- así como misiones y responsabilidades a desarrollar, no estaban reguladas en documento o norma alguna.

Sin embargo, en la Operación “Libre Hidalgo” de Líbano, por primera vez, se ha contemplado y recogido todo ello, habiéndose incorporado como un anexo más de los que configuran su cuerpo normativo, tras haber sido aprobado, tanto por nuestra Dirección General como por el Estado Mayor de la Defensa.

Dicho anexo determina el marco de actuación del personal de la Guardia Civil como Policía Militar en la mencionada Operación de Paz de Naciones Unidas en Líbano, tanto en el seno del propio contingente español como en el del Sector Multinacional Este de la FINUL. En é se regula todo cuanto de interés puede haber en relación con la denominada Unidad de la Guardia Civil (UGUCI), que pasa a constituirse como la Unidad de Policía Militar del contingente militar español en la FINUL.

La UGUCI.

Es la Unidad de la Guardia Civil, que se encuentra integrada en la Brigada “Líbano”, para asumir, en apoyo de la misma, una serie de competencias específicas de Policía Militar en ZO así como aquellas, respecto a los integrantes del contingente español, que, conforme a la legislación nacional vigente, le están atribuidas como Fuerzas de Seguridad del Estado.

La UGUCI está integrada por Mando –el Provost Marshal- y los Equipos de Fiscal, Policía Judicial y Tráfico. Su primera plantilla fue de 12 efectivos, correspondiéndose a 1 comandante, 1 sargento 1º, 1 cabo 1º y 9 guardias. Dicho número ha seguido manteniéndose, si bien, en función de las disponibilidades y necesidades del servicio, algunos empleos han sufrido modificación.

Orgánicamente está encuadrada como una unidad más en la Brigada “Líbano” y funcionalmente depende directamente de su general jefe, quien por si mismo o a través de su jefe de estado mayor, imparte las instrucciones y órdenes necesarias para el cumplimiento de sus cometidos específicos y aquellos que se le encomienden.

En el aspecto técnico depende de la Dirección Adjunta Operativa y de la Secretaría de Cooperación Internacional de la Guardia Civil, mientras que en cuestiones logísticas mantiene, al igual que administrativamente, una doble dependencia. De la Brigada “Líbano” en cuanto a infraestructura, armamento, material y equipo militar que le sean adjudicados por su condición de miembros del citado contingente, y del Cuerpo, en cuanto al material y equipamiento policial.

Fiscal, Policía Judicial y Tráfico.

Las misiones de policía militar que asume la Guardia Civil en los contingentes proyectados al exterior, son siempre de carácter específico ya que las de tipo genérico –principalmente de seguridad táctica- suelen ser prestadas por las unidades de PM del Ejército. En el caso concreto de Líbano las áreas son las de Fiscal, Policía Judicial y Tráfico.
El Equipo de Fiscal vela principalmente para que no entre o salga de la zona de operaciones cualquier objeto o sustancia ilícita o prohibida oculta entre la paquetería, efectos y equipaje del personal del contingente español así como que se cumpla la legislación vigente respecto a los de lícito comercio. El Equipo de Policía Judicial tiene como principal misión investigar e instruir diligencias respecto a los delitos cometidos por o contra los militares españoles en zona de operaciones.
Por último, pero no menos importante, el Equipo de Tráfico se encarga sobretodo de atender la seguridad vial de la circulación de los vehículos de Naciones Unidas en el aérea de responsabilidad de liderazgo español así como instruir diligencias en aquellos accidentes en los que estén implicados vehículos del contingente nacional.
Uniformidad y Equipamiento.
El uniforme y equipo individual que utilizan los guardias civiles, además del de Naciones Unidas propio de los “cascos azules”, es el de nuestro Ejército de Tierra, al igual que el resto del contingente militar español, si bien se portan aquellos distintivos que los identifican como miembros del Cuerpo.
Dado que se presta servicio en una operación en la que participan una treintena de países fue necesario sustituir el brazalete verde que la Guardia Civil suele emplear en el extranjero por el negro multinacional “MP” (Military Police). Por su parte el Cuerpo ha dotado de todo el equipamiento policial específico tales como alcoholimetros digitales, maletines de inspección ocular y reconstrucción de accidentes, etc.
El armamento individual también es el mismo que para toda la Brigada, es decir, pistola marca Llama, modelo 82, de 9 mm. parabellum, y fusil de asalto marca H&K modelo G-36E, de 5’56 mm., que les fueron facilitadas por el Ejército, al igual que el casco, el chaleco antibalas-antifragmentos, la mochila de combate, etc.
Respecto a los vehículos, inicialmente le fueron asignados T/T marca Santana, modelo Aníbal,  procedentes de la Brigada, a los que se dotó de luces prioritarias azules y las inscripciones de “Military Police” y “Guardia Civil”. Posteriormente, por razones de seguridad, fueron sustituidos por los de marca Nissan, modelo Patfhinder, blindados, procedentes del GAR.
Base “Miguel de Cervantes”.
Cuando a finales de septiembre de 2006, los españoles comenzaron a levantar el campamento de su cuartel general sobre un descampado de medio millón de metros cuadrados, en las proximidades de Marjayoun, nadie podía pensar que un año después, tras la inversión de más de 15 millones €, se convertiría en la mejor base de la FINUL.
Hasta el mes de febrero de 2007 se estuvo habitando y trabajando en tiendas de campaña, en las condiciones de vida más duras y prolongadas que hasta entonces había estado sometido un contingente español en OMP, Durante ese periodo de otoño-invierno, las lluvias y el barro fueron una constante compañía en las que la nieve y el frío, no fueron ajenos.
En aquellos meses, la “oficina” del Provost Marshal, era un reducido espacio con una mesita, en la que apenas cabía el ordenador portátil, y una sillita plegable, ubicado en una de las alas de una tienda modular compartida con el resto de los miembros del EAM, donde todos se turnaban cubo y fregona para achicar el agua y barro que entraba dentro. Otro tanto podía decirse de la tienda de campaña donde se dormía en sacos situados sobre literas de lona que por supuesto carecían de colchoneta o cualquier otra comodidad similar.
En cambio, a partir de marzo se comenzó a disfrutar de unas modernas instalaciones basadas en contenedores prefabricados, dotados de mobiliario nuevo para oficina y dormitorio, incluidos equipos de aire acondicionado, para frío y calor. Se asfaltaron los caminos, se urbanizó todo el terreno y se levantaron cafeterías, comedor, gimnasio, iglesia así como un hospital, éste último encomendado al contingente chino de la FINUL.
En el caso concreto de la UGUCI, además de los dormitorios, donde todos sus componentes están alojados de de a dos o a tres, al igual que el resto de los cuadros de mando, dada la condición de suboficiales que poseen los guardias, se dispone de una oficina para el Provost Marshal, otra para el suboficial 2º jefe, que también es aprovechada para instrucción de diligencias, así como una amplia sala utilizada por los equipos, en la que se celebran las reuniones diarias y que también sirve de zona de vida al estar dotada de televisión y frigorífico. 
Futuro de la Guardia Civil.
Trágicos sucesos como el ataque terrorista sufrido el 24 de junio pasado en la localidad libanesa de El Khiam, contra un vehículo blindado español, en el resultaron asesinados seis de sus ocupantes y heridos otros dos, han demostrado la trascendencia de poder contar, encuadrada en el propio contingente, una UGUCI, que permita desde el primer momento, con las máximas garantías posibles, realizar la inspección ocular, recoger pruebas, instruir diligencias, auxiliar al oficial del Cuerpo Jurídico en sus actuaciones y colaborar con las fuerzas policiales locales en la investigación.
Al margen de ello, la Guardia Civil, tiene un prometedor futuro de presencia y servicio entre los “cascos azules”. Para el próximo año 2008 está previsto que el mando de la FINUL recaiga sobre un general español, al igual que ahora está a su frente un italiano y el año anterior era ostentado por un francés. Ello implicará muy probablemente que en su cuartel general, situado en Naqoura, se integren un teniente coronel del Cuerpo, en calidad de Force Provost Marshal, es decir, como máximo responsable de la Policía Militar de Naciones Unidas en Líbano, así como de otra UGUCI, para relevar a los Carabinieri
Respecto a la UGUCI de la Brigada “Líbano”, en el momento de escribirse estas líneas se estaba pendiente de la aprobación por el Departamento de Operaciones de Paz de Naciones Unidas en Nueva York, de una reorganización de la Policía Militar, dado que al haber aumentado la plantilla de la FINUL, de 2.000 a 15.000 “cascos azules”, el modelo de una única compañía de PM para toda la ZO se ha mostrado insuficiente. En el nuevo modelo habrá otras dos potentes unidades de PM, una por cada sector, Oeste y Este, en la que Carabinieri liderará la primera y la Guardia Civil liderará la segunda, siendo su Provost Marshal, el máximo responsable de la PM de su Sector, integrado por contingentes de India, Indonesia, Malasia, Nepal y Polonia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario