Translate

martes, 18 de febrero de 2014

EL HISTORIAL TOPOGRAFICO DE LA COMANDANCIA DE CADIZ EN 1950.

Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Sección "Historia" de la Revista profesional "GUARDIA CIVIL", núm. 680, correspondiente al mes de diciembre de 2000, págs. 76-81. 

El original está ilustrado con dieciséis fotografías en color y una en blanco y negro.


Hace ya medio siglo la entonces 237ª Comandancia de Cádiz, mandada por el Teniente Coronel Roger Oliete Navarro y compuesta por 12 compañías, libraba sus últimos momentos contra el bandolerismo de la época. Cinco décadas después y gracias al artístico trabajo que hizo en su día el Guardia 2º Nicanor Castaño López, perteneciente al Puesto de Sanlúcar de Barrameda, tenemos la privilegiada ocasión de conocer su despliegue territorial.


Introducción.

En 1950 la Guardia Civil seguía inmersa, en una guerra silenciosa y silenciada, contra el bandolerismo que se había enquistado en numerosos puntos de la geografía española. El Teniente General Camilo Alonso Vega y el General de División Manuel Pizarro Cenjor eran por aquel entonces el Director General y Subdirector General del Cuerpo.

La 237ª Comandancia estaba encuadrada en el 16º Tercio, con residencia en Málaga, que mandaba el Coronel Andrés García García, que a su vez dependía de la 1ª Zona, cuya cabecera estaba en Sevilla.

Cuando el 25 de agosto de 1952 el Teniente Coronel Roger Oliete Navarro, que dadas sus grandes virtudes humanas y castrenses era muy querido y apreciado por sus subordinados y superiores, dejó por ascenso el mando de la Comandancia gaditana, recibió como muestra de afecto numerosos detalles y recuerdos.

Uno de ellos, protagonista de estas líneas, le fue entregado por el Guardia 2º Nicanor Castaño López, destinado en el Puesto de Sanlúcar de Barrameda. El singular recuerdo consistía en un artesanal cuaderno que contenía unos minuciosos y artísticos dibujos del despliegue territorial de la Comandancia en 1950, al que incorporó la siguiente dedicatoria manuscrita:

"A su respetado y querido Teniente Coronel Don Roger Oliete Navarro:


Al ofrecer a V.S. este pequeño trabajo, que le ruega acepte como recuerdo de su paso por esta Comandancia, el más humilde de sus subordinados, quiere hacerle presente que no pretende con él alardear de dibujante y si tan sólo sea de su agrado, sirviéndole de grato recuerdo el día de mañana, pidiéndole perdone las faltas que por su incompetencia haya podido cometer.



Queda como siempre a sus órdenes su subordinado Guardia segundo del puesto de Sanlúcar de Barrameda. Nicanor Castaño López."


La reorganización de la Posguerra.



Al finalizar la Guerra Civil el 1 de abril de 1939, la Comandancia de Cádiz constaba de 5 Compañías (San Fernando, Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María, Villamartín y Algeciras).

Poco después, como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley de 15 de marzo de 1940, por la que se absorbía al Instituto de Carabineros, se dictó una orden del Ministerio del Ejército de 22 de agosto de 1940 mediante la que se organizaban Comandancias Rurales en donde sólo existía la Guardia Civil y Rurales y de Costas y Fronteras en donde coexistían la Guardia Civil y Carabineros.

Así mientras por un lado se conformaba la 216ª Comandancia Rural de la Guardia Civil que abarcaba toda la provincia de Cádiz, la 66ª y 67ª Comandancias de Carabineros de Algeciras y Cádiz pasaron a constituirse en las 134ª y 234ª Comandancias de Costas y Fronteras de la Guardia Civil de Algeciras y Cádiz.

Sucesivas reorganizaciones internas fueron modificando numeraciones y despliegues territoriales transformándolas, en 1943, en las 237ª y 337ª Comandancias Mixtas de Cádiz y Algeciras así como, a partir de 1945, en las 237ª y 337ª Comandancias de Cádiz y Algeciras.

Por otro lado, y como consecuencia de afrontar con mayor eficacia el grave problema del bandolerismo, se procedió a establecer en las demarcaciones más conflictivas de determinados Puestos, unas unidades de entidad normalmente menor, que pasaron a denominarse Destacamentos. 

De esta forma al intensificar el grado de presencia en el despliegue territorial se obtenía una mayor vigilancia y control de la zona asignada que a su vez se traducía en una capacidad de respuesta más rápida y una mejor obtención de información.


Las Compañías de 1950.



En 1950 el despliegue de las 12 Compañías de la 237ª Comandancia de Cádiz era el siguiente:

La 1ª Compañía tenía su residencia en la capital de la provincia y su demarcación abarcaba la mayor parte de su reducido término municipal, ocupado principalmente por el casco urbano. 

Estaba compuesto por tres Líneas con cabeceras en La Alameda (Puestos de La Alameda y Estación), La Muralla (Puestos de la Muralla y Ronda) y San José (Puestos de San José y El Chato).

La 2ª Compañía, con cabecera en la ciudad de San Fernando, tenía a su cargo tres Líneas con residencia en San Fernando (Puestos de San Fernando, San Fernando Marinos, Corral de Vives y Ventafuera), Chiclana de la Frontera (Puestos de Chiclana, La Barrosa, Sancti-Petri y Sancti-Petri Marinos) y Puerto Real (Puestos de Puerto Real, Chupones y Trocadero).

La 3ª Compañía tenía su residencia en Medina Sidonia y contaba con dos Líneas cuyas cabeceras estaban ubicadas en Medina Sidonia (Puestos de Medina Sidonia y Paterna de la Rivera) y Alcalá de los Gazules con Puestos en Alcalá de los Gazules (Destacamentos en Barracones, Jantar y Moracha Picacho) y Casas Viejas (Destacamentos de Los Algamitos, El Carrizuelo y Las Gargantillas).

La 4ª Compañía con residencia en El Puerto de Santa María tenía dos Líneas con cabeceras en El Puerto de Santa María (Puestos de Santa María, Fuerte Ciudad y La Bermeja) y Rota (Puestos de Rota, La Almadraba y La Puntilla).

La 5ª Compañía tenía su cabecera en Sanlúcar de Barrameda y estaba compuesta por dos Líneas con residencia en Sanlúcar de Barrameda (Puestos de Sanlúcar y Medialegua) y Chipiona (Puestos de Chipiona, Regla y Arroyohondo).

Decir como curiosidad que el muelle de Sanlúcar de Barrameda no era demarcación de la Comandancia de Cádiz sino de la de Sevilla. Esta singularidad era debida a que dicho muelle, construido en la playa por el marqués de Olaso tras ser autorizado en octubre de 1923 por el Rey Alfonso XIII a propuesta de la Dirección General de Obras Públicas, estaba destinado inicialmente al servicio exclusivo de las líneas regulares de vapores que, para el transporte de pasajeros y mercancías, tenía establecido entre dicha población y Sevilla a través del río Guadalquivir.

Dado que también continuaban remontando dicho río los buques procedentes de otros puertos con destino a Sevilla, se creó, como consecuencia de todo ello, un pequeño destacamento en el mismo muelle (inicialmente del Instituto de Carabineros y tras la entrada en vigor de la Ley de 15 de marzo de 1940, de la Guardia Civil), cuyos componentes, al objeto de cumplir con su misión de resguardo fiscal, subían a bordo de toda nave que navegara hacia Sevilla, permaneciendo en la misma hasta su destino final.

De esta forma se evitaba por un lado la posibilidad de que parte de la mercancía que transportaba en sus bodegas pudiera ser alijada a lo largo del trayecto y por otro se aprovechaba para confrontar que su contenido coincidía con la documentación obrante, facilitando así su más rápido despacho al atracar en el puerto sevillano.

La 6ª Compañía tenía establecida su cabecera en Jerez de la Frontera y estaba integrada por dos Líneas con cabeceras en Jerez (Puestos de Jerez, Trebujena y La Parra) y San José de Valle (Puestos de San José del Valle y La Barca de la Florida).

La 7ª Compañía con residencia en Villamartín se componía de dos Líneas con cabeceras en Villamartín (Puestos de Villamartín, Puerto Serrano, Bornos y Espera) y de Arcos de La Frontera (Puestos de Arcos y Algar). Asimismo existían Destacamentos en La Rábita, Abrajahejo, Atalaya y La Janda).

La 8ª Compañía tenía fijada su cabecera en Olvera estando constituida por dos Líneas con residencia en Algodonales (Puestos de Algodonales, Zahara, El Gastor y Olvera) y en Setenil de las Bodegas (Puestos de Setenil, Torre Alháquime y Alcalá del Valle). Dada su situaciónen la sierra gaditana, tenía también Destacamentos en La Lapa, La Manga y Carbones.

La 9ª Compañía, con residencia en Ubrique, tenía dos Líneas con cabeceras en Ubrique (Puestos de Ubrique, Benaocaz y Villaluenga del Rosario) y Prado del rey (Puesto de Prado del Rey, El Bosque y Grazalema). Los Destacamentos estaban ubicados en Benamahoma, Barrida, La Alcaria, Mojón de la Vívora, La Fantasía y El Marrufo.

La 10ª Compañía tenía su cabecera en Vejer de la Frontera así como tres Líneas con residencia en Vejer de la Frontera (Puestos de Vejer, Caños de Meca y Torre del Tajo), Conil de la Frontera (Puestos de Conil, Roche y Torremena) y Barbate (Puestos de Barbate, Barbate Marinos, Roqueo y Zahara de los Atunes).

La 11ª Compañía, con residencia en Jimena de la Frontera, contaba con dos Líneas con cabeceras en Jimena (Puestos de Jimena y Buceite) y La Almoraima (Puestos de La Almoraima, Castellar de la Frontera y El Tesorillo). Los Destacamentos estaban ubicadas en Cañada del Almendro, San José de Las Casas y Navahermosa).

La 12ª Compañía, eminentemente de carácter fiscal, tenía su cabecera en el recinto portuario de Cádiz con tres Líneas que estaban ubicadas en el Muelle de Cádiz (Puestos del Muelle y Zona Franca), la Segunda Aguada (Puestos de segunda Aguada, Astilleros y Puntales) y Marinos (Puestos de Muelles de Cádiz y Puntales).


La Comandancia del año 2000.



El despliegue territorial actual de la 407ª Comandancia de Cádiz, 50 años después, está configurada de la siguiente forma:

La 1ª Compañía, con cabecera en Chiclana de la Frontera, tiene el Puesto Principal de Chiclana y los Puesto de Cádiz-Costas, El Puerto de Santa María-Costas, Rota y Puerto Real.

La 2ª Compañía, con residencia en Jerez de la Frontera, está compuesta por la Unidad de Seguridad de Jerez y los Puestos de Sanlúcar de Barrameda, Chipiona, Trebujena, Algar, La Barca de la Florida y San José del Valle.

La 3ª Compañía, cuya cabecera está ubicada en Villamartín, cuenta con el Puesto Principal de Arcos de la Frontera y los Puestos de Villamartín, Olvera, Puerto Serrano, Ubrique, Grazalema, Alcalá del Valle, El Bosque, Algodonales, Prado del Rey, Setenil de las Bodegas, Zahara de la Sierra así como los Puestos Auxiliares de Bornos y Espera.

La 4ª Compañía, con residencia en Vejer de la Frontera, está conformada por el Puesto Principal de Barbate y los Puestos de Vejer de la Frontera, Conil de la Frontera, Alcalá de los Gazules, Benalup-Casas Viejas, Paterna de la Rivera y Medina-Sidonia.

La 5ª Compañía, de "Especialistas Fiscales", tiene su cabecera en el recinto portuario de la capital y que se compone por la Sección del Muelle de Cádiz así como los Puestos de El Puerto de Santa María-Fiscal y Aeropuerto de Jerez de la Frontera-Fiscal.

La 6ª Compañía, de Plana Mayor, tiene también su cabecera en la capital y está compuesta por los Núcleos de Reserva, Servicios y Destinos.


Epílogo.



Las 12 Compañías, 28 Líneas, 78 Puestos y 18 Destacamentos de la Comandancia de Cádiz de Cádiz de 1950, como fruto de sucesivas reorganizaciones y consecuentes redespliegues territoriales se han convertido medio siglo después en 6 Compañías, 4 Puestos Principales y 32 Puestos así como 2 Secciones y 3 Núcleos, significándose que la demarcación de la entonces 11ª Compañía de Jimena de La Frontera, como consecuencia de la última reforma territorial del Campo de Gibraltar, pasó a encuadrarse en la Comandancia de Algeciras.

El despliegue de hace 50 años estaba entonces preferentemente enfocado a hacer frente a los dos principales problemas de la época y de la provincia: el bandolerismo en la sierra y el contrabando en la costa. En cambio el principal problema de hoy, que también tiene por escenario las playas, son la droga y la inmigración ilegal.

Los tiempos cambian y las personas también, pero la benemérita vocación de servicio y sacrificio permanece en la sierra y costas de esa provincia. Al igual que hace medio siglo pero con distintos hombres y nuevas mujeres, la Guardia Civil gaditana sigue estando en primera línea de servicio.


Breve semblanza del Guardia Civil 2º Nicanor Castaño López.



Nicanor Castaño López nació el 13 de julio de 1919 en Santiago de Arenas, partido judicial asturiano de Pola de Siero. El inicio de la Guerra Civil le sorprendió, con 17 años recién cumplidos, en la población materna de Tuilla, parroquia de Langreo, que inicialmente quedó en zona republicana, permaneciendo ajeno a los primeros y tristes sucesos que acontecieron en aquella región.

Al año siguiente dicho territorio sería ocupado por fuerzas del bando nacional, incorporándose como soldado en marzo de 1938, tras ser movilizado su reemplazo, al 8º Batallón del Regimiento de Infantería nº 29.

Apenas transcurrido un mes, fue destinado a la Compañía de Ametralladoras del Batallón "B" del Regimiento de Infantería del Serrallo nº 8 de la 11ª División que se encontraba combatiendo en el frente madrileño de Leganés, en donde destacó por su valeroso comportamiento e intachable conducta, siéndole concedidas la cruz roja del mérito militar y la medalla de la campaña.

Al finalizar la contienda pasó al Parque de Artillería nº 1 de Madrid y posteriormente a la 3ª Unidad de la Maestranza de Artillería de Madrid, que estaba destacada en la localidad toledana de Talavera de la Reina en donde tras ascender al empleo de cabo en diciembre de 1940, permaneció hasta abril de 1942.

Tras cuatro años de servicio militar en filas fue licenciado pero como consecuencia de los sucesos que se vivían en Europa volvió a ser movilizado en noviembre, siendo destinado inicialmente al Parque de Artillería de Valladolid y posteriormente al Regimiento de Artillería Divisionaria nº 26, de guarnición en la misma plaza.

En abril de 1943, al igual que otros muchos jóvenes de la época que estaban movilizados, elevó instancia al Director General de la Guardia Civil, solicitando el ingreso en el benemérito Instituto. 

El 1 de marzo de 1944, entró en la 5ª Academia Regional de Instrucción de Torrelavega (Santander),en donde el 15 de junio, tras finalizar el periodo de formación, salió destinado como Guardia 2º de Infantería, al Puesto de Sanlúcar de Barrameda, perteneciente a la 5ª Compañía de la 237ª Comandancia Mixta de Cádiz.

Allí contrajo matrimonio en 1946, quedando viudo dos años después tras una enfermedad de su esposa, volviendo a casarse en 1956.

A pesar de haber cumplido el tiempo de máxima permanencia en dicho destino, el Director General del Cuerpo, dada su intachable conducta así como la consideración de persona íntegra en todos los aspectos y el magnífico concepto que tenían sus superiores de él, le concedió su continuación en el Puesto de Sanlúcar.

El 16 de septiembre de 1958, a los 39 años de edad, falleció de tuberculosis, dejando viuda y dos hijos de corta edad.


Agradecimientos.



Estas líneas y las fotografías que lo ilustran, no hubieran sido posibles sin la colaboración del Servicio de Estudios Históricos de la Guardia Civil, de Isabel Sánchez de Alva Merencio, viuda del General de División Subdirector General del Cuerpo Roger Oliete Navarro, que sigue guardando con emocionado recuerdo el cuaderno que cinco décadas antes le dedicara a su marido el Guardia 2º Nicanor Castaño López, así como los dos hijos de éste, José Luis y Juan José Castaño Gálvez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario