Translate

martes, 21 de enero de 2014

IFOR: LA PRIMERA MISION DE LA BENEMERITA EN LA OTAN. LA GUARDIA CIVIL COMO POLICIA MILITAR EN BOSNIA-HERZEGOVINA




Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en la Revista "ARMAS", nº 181, correspondiente al mes de junio de 1997, págs. 30-34.
 El original está ilustrado por diez fotografías en color.

Introducción.


Con la firma de los acuerdos de Paz el 21 de noviembre de 1995 en la base militar de Dayton, sita en el Estado de Ohio (EE.UU.), se ponía fin al conflicto armado que asolaba Bosnia-Herzegovina desde hacía tres años.

Pocos días después y concretamente el día 15 de diciembre, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dictaba la Resolución número 1.031 por la que se daba luz verde a la Operación denominada IFOR (Implementation Force) que comandada por la OTAN integraría a fuerzas terrestres navales y aéreas de 34 países entre los que se encontraba España.

La misión se activaba el día 20 de diciembre con una duración prevista de un año. Ello implicaba el fin de la Operación UNPROFOR (Fuerzas de Protección de la ONU en la Antigua Yugoslavia) que tan meritoriamente se había distinguido por su encomiable labor de ayuda humanitaria a la población civil que sufría las miserias de la guerra civil.

Como consecuencia de las nuevas necesidades estratégicas y tácticas la Agrupación Táctica "ARAGON" de "Cascos Azules" españoles se transformaba en la Brigada Española (SPABRI) con un área de responsabilidad de casi diez mil kilómetros cuadrados situada en sur de Bosnia-Herzegovina.

El nuevo despliegue español supuso que además de los destacamentos de Medugorje, Dracevo y Mostar hubo que instalar otros dos en la zona serbia: Nevesinje y Trebinje.

La necesidad de la Guardia Civil de Tráfico.

A partir de ese momento el Control de Movimientos de los numerosos convoyes militares de todas las unidades de IFOR que recorrieran las carreteras de la zona de operaciones especiales pasa a manos de la 4ª Sección del Estado Mayor de la SPABRI.

La vigilancia del tráfico y la prevención de accidentes de circulación se habían convertido en una de las principales preocupaciones para el Mando español. No en vano había que lamentar que de los quince muertos que habían sufrido nuestras Fuerzas Armadas en Bosnia-Herzegovina durante la etapa de UNPROFOR, nueve se debían a accidentes de tráfico.

Los franceses e italianos habían comenzado a desplegar en sus respectivas zonas a la Gendarmería y a los Carabineros. Por parte española se pesó inmediatamente en la Guardia Civil, un Cuerpo de naturaleza militar y misiones policiales, que en este caso y a través de su Agrupación de Tráfico se configuraba como el más idóneo y eficaz.

Entre el EMMOT (Estado Mayor del Mando Operativo Terrestre) y la DIGEGUCI (Dirección General de la Guardia Civil) se establecieron los contacto oportunos que dieron como resultado que el día 1 de febrero de 1996 aterrizaran en el aeropuerto de Split (Croacia) el primer contingente de la Guardia Civil de Tráfico compuesto por 1 Capitán, 3 Sargentos 1º y 9 Guardias Civiles (7 de la especialidad de motorista y 2 de la de atestados).

En el mismo avión del Ejercito del Aire llegaron dos vehículos Nissan Patrol blindados y seis motocicletas T/T Yamaha 350 que utilizarían durante sus patrullas en las próximos meses.

El CCMOV (Centro de Control de Movimientos) de la SPABRI se activaría en el seno de la 4ª Sección del E.M. d el Cuartel General español sito en Medugorje bajo el mando del Capitán y auxiliado por dos suboficiales y uno de los guardias.

En el Destacamento de Dracevo ubicado a 5 kilómetros de la frontera bosnio-croata y casi a pie de la carretera nacional M-17 (Metkovic - Sarajevo) se instalaría el otro suboficial y el resto de los guardias civiles al objeto de formar dos equipos de control de movimientos y uno de atestados. En su labor de vigilancia del tráfico militar serían apoyados por otros dos equipos de control de movimientos franceses pertenecientes al Escuadrón de Circulación de la División "Salamandra" y que actuaría bajo mando español, formando de esta forma patrullas mixtas.

La Guardia Civil como Policía Militar.

En el mes de mayo se producía el relevo de la Brigada "ARAGON" formada principalmente por fuerzas de Cazadores de Alta Montaña y de Caballería por la Brigada "ALMOGAVARES" constituida en su mayor parte por unidades Paracaidistas y de Infantería de Marina.

En los primeros meses se pudo comprobar la idoneidad de la elección de la Guardia Civil de Tráfico para desarrollar sus misiones específicas en la zona de operaciones, siendo objeto de numerosos elogios y felicitaciones nacionales y extranjeras por su ejemplar comportamiento.

Sin embargo su reducido número no permitía asumir las numerosas funciones que como consecuencia del desarrollo de los Acuerdos de Paz se habían venido generando. Así por ejemplo y entre otras, el proceso electoral en la ciudad de Mostar bajo protección española, la apertura del terminal nacional en el aeropuerto de Ortiges bajo responsabilidad del EALOG. (Escalón Avanzado Logístico) y la posibilidad de actuaciones de IFOR encaminadas a la detención de antiguos contendientes acusados de crímenes de guerra por el Tribunal Internacional de la Haya.

Todo ello motivaría que el mando de la Brigada "ALMOGAVARES" reclamase un mayor número de efectivos de la Guardia Civil al objeto de configurar una Unidad de Policía Militar que conforme a las más moderna doctrina de la OTAN asumiera eficazmente las tres funciones principales: Circulación, Seguridad y Asuntos Legales.

El Ministerio de Defensa dio luz verde al proyecto y pocos días antes de la celebración de las elecciones de Mostar llegaban los refuerzos necesarios al aeropuerto mostareño de Ortiges.

La Unidad de la Guardia Civil bajo dependencia directa del General Jefe de la Brigada quedaba configurada con un Capitán al frente de la misma y 36 hombres más: 11 de la Agrupación de Tráfico, 19 de la Agrupación Rural de Seguridad y 6 del Servicio de Policía Judicial. Había nacido la primera Unidad de Policía Militar de la Guardia Civil desde que la Compañía del Benemérito Instituto que acompañó a la División Azul en el frente ruso regresara a España en el año 1944.

Las misiones de Policía Militar.

Las principales misiones que ha desempeñado esta Unidad de la Guardia Civil a lo largo de la Operación IFOR.
  • Vigilancia del tráfico y control de movimientos de convoyes militares, instruyendo en su caso los correspondientes atestados por accidentes de circulación.
  •  Acompañamiento de columnas militares y convoyes de ayuda humanitaria así como de civiles desplazados o refugiados.
  •  Protección de autoridades, destacando en este caso los especiales cometidos seguridad inmediata y próxima que llevaron a cabo con ocasión de la visita del Presidente del Gobierno Español a la zona de operaciones en el mes de julio.
  •  Control y vigilancia de las actividades de los cuerpos policiales civiles y militares de los tres bandos (bosnios, croatas y serbios) que pudieran implicar restricción a la libertad de movimientos de la población civil.
  •  Mantenimiento de la seguridad durante los procesos electorales de los meses de junio y septiembre.
  •  Control de seguridad y equipajes de los vuelos militares españoles que despegaban del aeropuerto militar de Ortiges.
  •  Enlace con la Policía de la Unión Europea Occidental destacada en la Administración de Mostar y con la Policía Civil de la ONU (IPTF - Internacional Police Task Force) en donde también existían contingentes de la Guardia Civil.
  •  Investigación de delitos de cualquier naturaleza que pudiera producirse por o contra miembros de la Brigada Española (SPABRI).
  •  Hacerse cargo en su caso de la detención, custodia y traslado de las personas acusadas de crímenes de guerra por el Tribunal de la Haya que hubieran sido encontrados por las fuerzas españolas.
  •  Intervención e Instrucción de actas de depósito de las armas, municiones y explosivos hallados o intervenidos por las fuerzas españolas.
Uniformidad, armamento, equipos y vehículos.

Durante su estancia en Bosnia-Herzegovina han soportado temperaturas que oscilaron entre los 15 grados bajo cero del invierno y los 38 grados sobre cero del verano, adecuando por lo tanto su vestuario y equipo a las condiciones climatológicas.

Inicialmente usaron la uniformidad de campaña color verde propia de la Guardia Civil y el correspondiente brazalete identificativo de Policía Militar.

Posteriormente se les dotó con el uniforme mimetizado del Ejército de Tierra aunque siguieron utilizando la boina verde y demás distintivos específicos de la Benemérita. Era la primera Unidad de la Guardia Civil que vestía el uniforme de campaña del Ejército de Tierra.

El armamento ligero fue el reglamentario en la Guardia Civil. Como arma corta utilizaron la pistola de doble acción marca Star modelo 30M con capacidad de 15+1 cartuchos del calibre 9 milímetros parabellum.

Dado las singulares características de las misiones encomendadas y de la propia zona de operaciones se desechó el empleo del Subfusil siendo dotados todos sus componentes sin excepción, de Capitán a Guardia, con el fusil de asalto CETME modelo LC calibre 5'56 milímetros NATO aunque algunos de los miembros de la Agrupación Rural de Seguridad usaron el CETME modelo C calibre 7'62 milímetros NATO.

Ello se debió a poder utilizarlo en su caso para el lanzamiento de material antidisturbio del que también estaban dotados.

Los gendarmes y los soldados del escuadrón de circulación francés que hicieron patrullas mixtas con ellos estaban dotados de la pistola marca MAC modelo 50 calibre 9 milímetros parabellum y del fusil de asalto FAMAS calibre 5'56 milímetros NATO.

Cuando para determinadas misiones de reconocimiento y protección se les dotó por parte de la 2ª Bandera Paracaidista los vehículos BMR, llevaron la ametralladora pesada Browning modelo M2 calibre 12'70 milímetros. Los vehículos franceses que les acompañaban iban dotados de una ametralladora ligera calibre 7'62 milímetros NATO. Asimismo todos los componentes de la Unidad fueron dotados del casco de combate modelo Marte 01-85 así como de los correspondientes chalecos mimetizados antifragmentos.

Además de los 2 vehículos blindados y las 6 motocicletas de la Guardia Civil citadas inicialmente recibieron vía marítima y aérea otros 6 vehículos más de los que 3 eran blindados y del mismo tipo que utiliza el Grupo Antiterrorista Rural en Vascongadas.

Anécdotas y curiosidades.

Aunque durante los once meses de Misión IFOR podrían contarse por centenares, sólo vamos a citar algunas.

Destacar por ejemplo la cara de alegría y bocinazos que pegó un camionero de Asturias al encontrarse con una patrulla de motoristas de la Guardia Civil de Tráfico por las carreteras bosnias. Cuando se paró a hablar con ellos les confesó que en España no le pasaba lo mismo pero que a más de 3.000 kilómetros era diferente.

Algo similar les pasó a un grupo de camioneros catalanes que transportaban un convoy de ayuda humanitaria y que no podían cruzar la frontera bosnio-croata por interminables problemas burocráticos hasta que apareció la Guardia Civil para ayudarles.

Recordar la cara de sorpresa de algunos soldados de Caballería o de Infantería de Marina cuando al desembarcar en el puerto croata de Ploce vieron que el paso de los convoyes militares eran regulados por motoristas de la Guardia Civil de Tráfico.

Hasta incluso cuando "GOMA ESPUMA" se trasladó a Medugorje para emitir un programa radiofónico en directo no pudieron evitar comenzar diciendo "¡Tío! Nos vamos a Bosnia y adivina lo que nos encontramos, ¡Una pareja de Tráfico!, ¡ni aquí nos libramos de las multas!".

En definitiva muchas anécdotas como la de aquella familia de Zaragoza que se había adentrado como turistas por la zona y tuvieron un pequeño contratiempo con su vehículo. Cuando se paró una patrulla de la Benemérita para auxiliarles no podían dar crédito a sus ojos.

Otros temas que llamaron la atención de los Guardias Civiles (aparte lo mal que conducen los nativos del lugar por unas carreteras destrozadas por la guerra) ha sido la gran variedad de armamento y municiones, no sólo en manos de las fuerzas militares de los 34 países de la Operación IFOR sino de los antiguas partes contendientes y de la población civil. Posiblemente sería muy difícil reunir una mayor cantidad de modelos de diferentes fusiles Kalasnikov en sus versiones AK-47 calibre 7'62 milímetros y AK-74 calibre 5'45 milímetros.
Todo ello sin citar las pistolas semiautomáticas de las que tal vez llamó más la atención por ser más desconocida la de fabricación croata modelo VM17 calibre 9 milímetros parabellum y 16 cartuchos de capacidad.

El 20 de diciembre de 1996 finalizaba la Misión IFOR y comenzaba con una duración prevista de 18 meses una nueva operación SFOR (Fuerza de Estabilización de la Paz). La Guardia Civil continuaría allí.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena don Jesús
    Llevo toda la tarde leyendo su blog y no me canso de ello
    Siga con esta gran tarea de difusión de la historia y la cultura
    Nada más de agradecer que el compartir conocimientos y además de forma desinteresada y altruista
    Soy José Luis Sánchez Mesa de Algodonales
    Le he escrito un email dígame si le llega.

    ResponderEliminar