Translate

jueves, 13 de marzo de 2014

EL ULTIMO "AFRICANISTA": EL GENERAL HIPOLITO DE LA LEGION.


Artículo escrito por Jesús Núñez y publicado en el nº 244 correspondiente al mes de septiembre de 2002, de la Revista "ARMAS", págs. 66-70. 
Los originales están ilustrados por tres fotografías en color y cuatro en blanco y negro.


Niño de los pabellones de Regulares Indígenas en el Tetuán de la guerra contra Abd-El Krim, teniente del Grupo de Tiradores de Ifni nº 1 durante la delicada posguerra mundial, capitán de Estado Mayor en Sidi-Ifni durante la silenciada Campaña de 1957-58, comandante jefe del Servicio de Información y Seguridad en la provincia de Sahara, Delegado Gubernativo en Villa Cisneros y teniente coronel jefe de una Bandera de La Legión en el Sahara durante la todavía desconocida Marcha Verde.


Estas hubieran podido ser algunas de las cartas de presentación del general de brigada de Infantería DEM, Hipólito Fernández-Palacios Núñez, antiguo General Subinspector de la Legión y último "Africanista" -durante el reinado de Alfonso XIII se acuñó dicho término para referirse a los militares que habían desarrollado la mayor parte de su carrera en el Marruecos español- que falleció el pasado 29 de enero en Las Palmas de Gran Canaria.


Tradición familiar.


El general Hipólito nació el 15 de noviembre de 1924 en la localidad coruñesa de El Ferrol -abocado a la honrosa carrera de las Armas en el seno de una familia de gran tradición militar- siendo el primero de los hijos del matrimonio formado por Hipólito Fernández Palacios y Sofía Núñez de Olañeta.

Su padre, veterano de las Campañas de Marruecos y miembro de la denominada "Promoción Varela" -por pertenecer el bilaureado general José Enrique Varela Iglesias a la misma- llegó a alcanzar el empleo de teniente general, siendo recompensado entre otras muchas condecoraciones, con la Medalla Militar individual por la acción de la toma del puente de San Martín de la Vega, sobre el río Jarama el 12 de febrero de 1937, cuando se encontraba al frente del Tercer Tabor de Regulares de Tetuán. Su abuelo paterno fue el coronel de Artillería de la Armada Hipólito Fernández Gumila, veterano de las Campañas de Filipinas.

Su abuelo materno, el contralmirante Francisco Núñez Quixano, veterano de las Campañas de Cuba y Marruecos, fue en 1898 el oficial encargado de custodiar hasta España el informe redactado sobre las verdaderas causas del hundimiento del acorazado norteamericano "Maine" -que dio lugar a la guerra contra los Estados Unidos- y desde 1925, comandante del crucero "Princesa de Asturias" -buque insignia de las Fuerzas Navales de Operaciones en el Norte de Africa- hasta la derrota definitiva de las kabilas rebeldes de Abd-El Krim, dos años después. 

Su padrino fue el teniente de navío Narciso Núñez de Olañeta, veterano también de las últimas Campañas de Marruecos y comandante del submarino "B-1", asesinado al inicio de la Guerra Civil. Otros de sus tíos, como los capitanes de Infantería Indalecio Núñez de Olañeta y Manuel Martínez Ballesteros, fueron también veteranos de aquellas Campañas de Marruecos. Y así un largo etcétera.


Niño de las Campañas de Marruecos.


Cuando apenas tenía unos meses de edad se trasladó junto a su madre a Tetuán en donde su padre estaba destinado como capitán en el Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas nº 1. Aquellos eran momentos difíciles paro los españoles que vivían en nuestro Protectorado de Marruecos.

Desde el mes de julio de 1921, como consecuencia del "Desastre de Annual" en el que perecieron más de ocho mil de nuestros soldados a manos de las kábilas rebeldes de Abd-El Krim, se venía librando una dura y sangrienta guerra que no terminó hasta el verano de 1927.

Así sus primeros años los pasó en los pabellones militares de oficiales de la capital del Protectorado jugando con otros niños de su edad cuyos padres estaban también en la guerra -que aveces se libraba a pocos kilómetros de donde vivían- y al cuidado de unas madres que sufrían la angustia de la espera a sus maridos, que desgraciadamente en muchas ocasiones era eterna.

Derrotado Abd-El Krim y pacificado definitivamente el Protectorado, continuó su vida y estudios en Tetuán hasta cumplir los 17 años dado que su padre siguió destinado en Regulares hasta 1940 y los dos años siguientes, ya como teniente coronel, al mando de la Mehal-la Jalifiana de Gomara nº 4.


La Academia General Militar.


El 27 de septiembre de 1940, a propuesta del teniente general Varela, Ministro del Ejército, se había vuelto a restablecer por el Generalísimo Francisco Franco Bahamonde -nuevo jefe del Estado y primer director de su 2ª época- la Academia General Militar en la capital aragonesa, esta vez bajo el mando del general de brigada Francisco Hidalgo de Cisneros y Manso de Zúñiga.

Dispuesto a continuar la tradición familiar de la carrera de las armas y tras superar una dura oposición a la que se presentaron 669 aspirantes, ingresó el 15 de septiembre de 1942 en la Academia General Militar de Zaragoza, pasando a formar parte de I Promoción de la 3ª Epoca -que precisamente cumple este año su LX aniversario- compuesta por un total de 170 caballeros cadetes.

Desde la finalización de la Guerra civil el 1 de abril de 1939 no se habían convocado nuevas plazas para oficiales de carrera y junto a aquellos jóvenes -de los que muchos no alcanzaban como en el caso de Hipólito los 18 años de edad- se formaron muchos veteranos de campaña, procedentes de los oficiales de Transformación que estaban cargados en su mayoría de condecoraciones y heridas de guerra.

El 15 de julio de 1944 obtuvo el nombramiento de caballero alférez cadete de Infantería continuando sus estudios castrenses en la Academia de dicha Arma ubicada provisionalmente en un antiguo convento de Guadalajara ya que el Alcázar de Toledo -la antigua y tradicional Academia de Infantería- había quedado destruido durante la Guerra Civil.

Finalmente y tras dos años de estudios más, el 16 de septiembre de 1946, regresó junto al resto de sus compañeros a la Academia General Militar de Zaragoza en donde tras tres meses de prácticas recibió el 15 de diciembre el despacho de teniente en una ceremonia que fue presidida por el jefe del Estado.


Destino al Africa Occidental Española.


La 2º Guerra Mundial había finalizado el año anterior y España dada su postura de afinidad al Eje se encontraba aislada internacionalmente por la mayoría de los países del mundo, existiendo intereses muy concretos de determinadas potencias por desestabilizar la situación de paz que se vivía en los territorios españoles de Africa y poder así anexionárselos. Eran por lo tanto tiempos difíciles y de gran tensión para nuestras fuerzas militares de guarnición en los mismos.

Su primer destino fue voluntariamente el 11 de enero de 1947 al Grupo de Tiradores de Ifni nº 1, en donde se incorporó a la Compañía de Ametralladoras del 2º Tabor en la plaza de Sidi-Ifni, realizando numerosas misiones de patrulla y vigilancia montado a caballo por todo nuestro antiguo territorio. 

Del 20 de enero al 10 de febrero de 1949 realizó en la Escuela Regimental Regional de Conductores del Grupo de Automóviles de la Capitanía General de Canarias, el Curso Práctico de Automovilismo, alcanzando la calificación de "Mucho" en el carnet de conducción de 1ª clase, volviendo seguidamente a Sidi-Ifni.

A finales de agostó marchó a Tetuán al objeto de cursar estudios en la Academia de Interventores del Servicio de Asuntos Indígenas de la Alta Comisaría Española en el Protectorado de Marruecos, en donde permaneció hasta marzo del año siguiente.

El día 7 de dicho mes ascendió al empleo de Capitán, siendo destinado seguidamente, con carácter forzoso, al Regimiento de Infantería "España" nº 18, de guarnición en Bétera (Valencia), haciéndose cargo inicialmente del mando y administración de la 12ª compañía, mandando poco después accidentalmente el 3º batallón y finalmente la 1ª compañía.

El 5 de mayo de 1951 fue destinado con carácter voluntario al Regimiento de Infantería "Mérida" nº 44, de guarnición en El Ferrol del Caudillo, haciéndose cargo del mando y administración de la 1ª compañía hasta el 31 de agosto del año siguiente en que ingresó en la Escuela de Estado Mayor, en Madrid, formando parte de la 51ª Promoción de la misma.

Tras finalizar en septiembre de 1956 dichos altos estudios y haber realizado sucesivamente sus prácticas reglamentarias en el Regimiento de Infantería de Carros de Combate "Alcázar de Toledo" nº 61, Grupo de Caballería "Dragones de Alfambra", Regimiento Mixto de Ingenieros de Canarias, Regimiento de Artillería de Costa de Gran Canaria, Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Caballería "Tetuán" nº 1, Estado Mayor del Ejército de Marruecos, Estado Mayor de la Base Naval de Canarias y en el Estado Mayor de la Región Aérea.

Obtenido el diploma de aptitud para el Servicio de Estado Mayor fue destinado al Estado Mayor de la Capitanía General de Canarias, en Santa Cruz de Tenerife, pasando posteriormente en condición de agregado al Estado Mayor de la Jefatura de Tropas de Las Palmas de Gran Canaria.


La Campaña de Ifni (1957-1958).


El Territorio español de Ifni, cuyos orígenes se remontaban hasta el año 1476 ocupaba una extensión de unos 1.700 kilómetros cuadrados, se encontraba enclavado al sur del nuevo Marruecos. 

En 1957 contaba con unos 40.000 habitantes de los que el 10 % eran de origen europeo y el resto indígenas. Su capital, Sidi-Ifni, tenía una población de unos 8.000 habitantes de los que el 40 % eran españoles y el resto nativos. El 2 de marzo de 1956 Francia había concedido la independencia de su Protectorado y España lo hizo el 7 de abril, naciendo así el reino de Marruecos.

Tres días después se celebró en Sidi-Ifni una manifestación ilegal de indígenas promovida por agentes pro-marroquíes, en la que se reclamó su incorporación al nuevo estado. 

Hubo graves enfrentamientos y finalizó con 2 muertos y 2 heridos entre los manifestantes así como 4 policías territoriales heridos. 

En Marruecos se había implantado con gran fuerza un partido nacionalista llamado "Istiqlal", convertido en el verdadero motor de reivindicaciones territoriales. Sus exigencias abarcaban la Argelia sudoccidental y Mauritania que estaban todavía bajo soberanía francesa, Ceuta, Melilla, los territorios españoles de Ifni y Sahara así como parte del Senegal y de lo que sería la república de Malí. Era "el gran Marruecos".

Se acercaban tiempos duros para los españoles en aquella zona. El capitán Hipólito por orden del Ministerio del Ejército pasó destinado el 15 de junio de 1957 a Sidi-Ifni como agregado a las órdenes del laureado general Mariano Gómez-Zamalloa y Quirce, nuevo gobernador general de la provincia del Africa Occidental Española, haciéndose cargo de la 4ª Sección de Estado Mayor.

La situación, debido a los agentes pro-marroquíes fue empeorando, produciéndose diversos atentados mortales contra militares y policía indígenas al servicio de España. El 3 de noviembre fue designado para dirigir la evacuación aérea del puesto de Tantan que se realizó sin novedad con siete aviones de transporte y dos bombarderos de escolta.

Veinte días después las bandas armadas del denominado "Ejército de Liberación", promovido por agentes pro-marroquíes atacaron simultáneamente todos los puestos policiales y militares del territorio español de Ifni, comenzando una campaña -que nunca declarada guerra- que nos costó cerca de un millar de bajas entre muertos y heridos.

El 1 de diciembre se asignó al capitán Hipólito el mando de un centro de información avanzado agregado a la Agrupación "A" compuesta por la 6ª Bandera de La Legión y el 4º Tabor de Tiradores de Ifni. 

Al día siguiente recibió su bautismo de fuego cuando acompañaba al comandante Ernesto Martín Baylo al frente de dos compañías de fusiles del Batallón Expedicionario del Regimiento de Infantería "Soria" nº 9 que acudían en auxilio del puesto de Telata. Evacuada la posición de bajas y personal civil regresó a Sidi-Ifni volviendo a hacerse cargo de la 4ª Sección de Estado Mayor.

Tras tomar parte en una reunión en la plaza senegalesa de Dakar con fuerzas francesas participó sucesivamente en diversas operaciones de combate: 30 y 31 de enero de 1958 en la ocupación de los centros de resistencia enemigos "D" y "E"; 3 y 4 de febrero en la defensa de nuestras posiciones de Id Mehás y Alat Ida Usugún; 9 de febrero en la operación "Siroco" sobre Arbaa del Mesti; y 19 de febrero en la operación "Pegaso" sobre Tabelcut, teniéndose que lamentar en todas ellas por la dureza de los enfrentamientos bajas propias aún a pesar de las numerosas enemigas. El 21 de abril se dio por finalizado el periodo de operaciones con la victoria española.


El Sahara y la Marcha Verde.


Continuando en Sidi-Ifni marchó en enero de 1960 a Murcia para realizar el Curso de Formación de Paracaidistas obteniendo el 25 de marzo el título de "Cazador-Paracaidista" y regresando a su puesto de Estado Mayor en Ifni.

El 25 de agosto de 1961 se incorporó a su nuevo destino al frente de la 4ª Sección de Estado Mayor en el Gobierno Militar de Las Palmas de Gran Canaria ascendiendo a comandante el 18 de diciembre de ese mismo año. 

Por Orden de Presidencia del Gobierno de 14 de febrero de 1962 fue destinado para prestar sus servicios en los de Información y Seguridad en la provincia de Sahara y el 17 de marzo se hizo cargo de la Delegación Gubernativa de la Región Sur en Villa Cisneros en donde permaneció hasta que en agosto de 1965 fue destinado, en plaza de superior categoría, como jefe de Estado Mayor de la Jefatura de Tropas de Las Palmas de Gran Canaria.

El 15 de noviembre de 1966 sufrió un grave accidente al revalidar la aptitud de paracaidista, fracturándose la columna vertebral, pudiéndose incorporar a su destino el 22 de abril tras sufrir una delicada intervención quirúrgica que no obstante le dejaría secuelas de por vida.

En junio de 1968 marchó a París para realizar, tras ser designado para ello, el Curso de la Escuela Superior de Guerra Francesa. A continuación realizó también el Curso Superior Interejércitos francés, obteniendo las máximas calificaciones y realizando viajes de prácticas por casi toda Europa, Costa de Marfil, Senegal y Túnez. 

Al regresar de Francia, en agosto de 1970, quedó disponible en Las Palmas de Gran Canaria, siendo agregado al Estado Mayor de la Capitanía General para la operación "Trinca".

En marzo de 1971 fue destinado al Estado Mayor de las Fuerzas Militares Sector del Sahara y a finales del mes de julio del año siguiente a la jefatura de la 2ª Sección Bis (Servicio de Información) del Estado Mayor de la Capitanía General de Canarias en Santa Cruz de Tenerife, realizando numerosos viajes al Sahara. 

Durante los seis primeros meses de 1973 viajó a Túnez para perfeccionar sus conocimientos de la lengua árabe, desplazándose también a Argelia y tras reincorporarse a su destino, constantemente al Sahara.

El 3 de abril de 1974 ascendió a teniente coronel y cinco meses después fue destinado al Tercio Sahariano "Alejandro Farnesio" de La Legión, de guarnición en Edchera, haciéndose cargo de la jefatura de su plana mayor y de la Agrupación Táctica "Gacela" y posteriormente del mando de la IX Bandera, donde fue testigo directo de todos los acontecimientos relacionados con lo que históricamente se conoció como "La Marcha Verde", organizada por Marruecos y apoyada por otros países con intereses en la zona.

El 16 de diciembre de 1975, al tomar el gobierno español la triste decisión de abandonar el Sahara y encontrándose replegado en Villa Cisneros al mando de su Bandera, embarcó en el transporte de ataque "Aragón" con rumbo a Ceuta, donde como consecuencia de la reorganización que sufrió La Legión, pasó a convertirse en la VI Bandera del Tercio "Duque de Alba".


General Subinspector de La Legión.


En octubre de 1978 ascendió al empleo de coronel, cesando en su mando legionario y el 30 de enero de 1979 tomó posesión de su nuevo destino en la Academia General Militar como Jefe de Estudios e Instrucción, siendo Director de la misma el General de Brigada Gerardo Mariñas Romero, su antiguo coronel jefe del Tercio Sahariano.

Por real decreto de 1 de febrero de 1982, tras obtener la calificación de "Sobresaliente" en el Curso de Mandos Superiores, ascendió al empleo de general de brigada, siéndole impuesto el fajín durante un emotivo acto en el patio de armas de la Academia ante los cuatro batallones de alumnos formados, pertenecientes a las XXXVIII, XXXIX, XL y XLI promociones. 

El 13 de abril fue destinado a Alicante como Jefe de la Brigada de Defensa Operativa del Territorio nº III y Gobernador Militar.

Por real decreto de 10 de marzo de 1984 fue nombrado General Subinspector de La Legión y poco después también Gobernador Militar de Málaga a cuyo frente estuvo hasta el 24 de julio de 1985, fecha en la que cesó al cumplir la edad reglamentaria, pasando agregado a la Capitanía General de la Zona Militar de Canarias.

El 26 de marzo de 1986 pasó a la Reserva Activa y desde el 15 de noviembre de 1989 se encontraba en la situación de 2ª Reserva. Desde entonces vivía junto a su familia en Las Palmas de Gran Canaria, habiendo desempeñado en diversos periodos algunos cargos vinculados a la Milicia como el de la presidencia de la Hermandad Provincial de Antiguos Caballeros Legionarios. 

El 29 de enero de 2002 falleció en dicha ciudad cuando contaba 77 años de edad. El último "Africanista" había muerto.

En agosto de 1949 se había casado con Mª Dolores Barber Ortega, con quien tuvo ocho hijos: Hipólito, Mª Sofía, José Enrique, Mª Dolores, Juan Manuel, Mª Paz, Fernando y Abelardo.


Cursos y condecoraciones.


El general Hipólito se encontraba en posesión de los diplomas de Interventor de Asuntos Indígenas, Automovilismo, Estado Mayor, Cazador Paracaidista, Cooperación Aeroterrestre, Escuela Superior de Guerra Francesa, Curso Superior Interejércitos Francés, Carros de Combate, Apoyo Aéreo, Mandos Superiores y Arabe Clásico.

Asimismo en recompensa a sus méritos se encontraba en posesión de la Gran Cruz, Placa y Mejora de Placa, y Cruz de San Hermenegildo; Cruz Roja del Mérito Militar; Medalla de la Campaña de Ifni; Cruz del Valor Militar, francesa; tres Cruces del Mérito Militar con distintivo blanco de 2ª clase; dos Cruces del Mérito Militar con distintivo blanco de 1ª clase; la Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco; Cruz del Mérito Naval de 1ª clase con distintivo blanco; Medalla de Sufrimientos por la Patria; Medalla de la Paz de Marruecos; Encomienda y Placa de la Orden de Africa; Medallas del Sahara, de Zona de Operaciones y Zona de Combate; entre otras.

1 comentario: